Votar por Carmen Lilia Canturosas es votar contra la corrupción

Nuevo Laredo, Tamaulipas.- ¿Por qué votar por Carmen Lilia?
“Votar por Carmen Lilia es votar contra la corrupción, contra los intereses oscuros de los simuladores; es ir en contra de todos aquellos malos gobernantes, insensibles a las necesidades de los neolaredenses y que se han enriquecido y han estancado la prosperidad de Nuevo Laredo”.


-¿Qué la distingue del resto de las candidatas y candidatos a la presidencia municipal?
“Detrás de mí hay una historia familiar de lucha por las causas justas; y esa lucha incansable de mi padre y el trabajo extraordinario de mi hermano, como presidentes municipales de Nuevo Laredo, representan para mí una gran responsabilidad política y social. Es por ello que mi deber es responderle a los neolaredenses resolviendo desde el Gobierno Municipal todas las problemáticas de nuestra ciudad”.


-¿Además de ello, qué otras razones la motivan a emprender esta lucha?
“Comparto el mismo ideal de los neolaredenses. Quiero un Nuevo Laredo próspero, que la gente se sienta orgullosa del lugar donde vive. He visto decaer la economía y la imagen urbana y eso me indigna. Y esa indignación es la misma que tiene nuestra gente. Por eso, junto con todos los neolaredenses, vamos a rescatar a Nuevo Laredo de las ruinas y convertirla en un polo de atracción turística y económica”.


-¿Qué le dice la gente?
“La gente se siente olvidada, abandonada, está indignada de ver una ciudad en ruinas. Los neolaredenses ya están cansados de los gobiernos corruptos. No quieren la continuidad, los ciudadanos han elegido recuperar el cambio verdadero”.


-Y ante esta realidad, ¿qué le dice usted a los neolaredenses?
“Que son ellos, con su voto, quienes tienen el poder de cambiar el rumbo de Nuevo Laredo y las candidatas de MORENA no les vamos a fallar, porque guiamos nuestro actuar bajo los principios de no robar, no mentir y no traicionar al pueblo. Con todos ellos hago un compromiso, dedicaré los siguientes tres años de mi vida al servicio de todos los neolaredenses.