Es Adriana Contreras mujer de palabra

• La candidata de Movimiento Ciudadano a la diputación local por el Distrito 01 de Nuevo Laredo, aseguró que los habitantes de esta frontera ya no quieren ‘más atole con el dedo’

Nuevo Laredo.- Con un desfile numeroso de vehículos portando el color naranja, así́ arrancó Adriana Contreras, candidata a la diputación local del Distrito 01 por Movimiento Ciudadano, su campaña.


El apoyo de la ciudadanía se dejó ver este recorrido que inició desde el bulevar Manuel Ávila Camacho, rumbo al poniente de la ciudad, hasta Reservas Territoriales, la calle se pinto de naranja.


“Ha llegado el momento esperado el momento que todos queríamos por lo tanto vale la pena apreciarlo valorarlo porque este tiempo no volverá́. No hay tiempo de ponernos a pensar qué es lo que nos conviene, porque cada día, cada hora sabemos que los representantes que hemos tenido nos han fallado”, expresó ante sus seguidores y simpatizantes.


Adriana, dijo sentirse agradecida por el recibimiento que ha tenido de parte del Movimiento Ciudadano, con quien trabajará en busca de mejorar las condiciones de uno de los distritos más peleados, el número 1, al que pertenecen las familias más humildes, con mayor necesidades de las cuales ella conoce y buscará un mejor futuro.


La candidata, reiteró que es el momento de cambiar las condiciones de las familias y que mejor que a través de Movimiento Ciudadano, por lo que es necesaria la participación de los ciudadanos el próximo 6 de junio.


“No vengo a hacer las promesas que no se puedan cumplir, vengo con la confianza que me han brindado, con trabajo, pensando siempre en servir al prójimo. Hoy tenemos la oportunidad, o cambiamos o seguimos en las mismas condiciones. La última palabra la tienen ustedes, los ciudadanos de este distrito”, señaló.


“En cada contienda vivimos una situación de no saber qué hacer a la hora de tomar una decisión y saben porque, porque nos han dado atole con el dedo, pero esto se acabó”, puntualizó.


Destacó que hoy en día el ciudadano ya se ha quitado la venda de los ojos, pues hoy escuchan, pero sobre todo decidirán de la mejor manera, en las urnas.