Monreal buscará reunión con dueños de minas, para explicar el plan de AMLO

Ricardo Monreal, representante territorial de la campaña de Andrés Manuel López Obrador, candidato de la coalición Juntos Haremos Historia en la circunscripción electoral dos, que incluye a los estados de Tamaulipas, Coahuila y Nuevo León, dio a conocer que buscará una reunión con Germán Larrea, Carlos Slim, Alonso Ancira y otros dueños de minas, “para explicarles el plan del candidato presidencial sobre la reconciliación y de que respetará el Estado de derecho”.

También señaló que “la postulación de Napoleón Gómez Urrutia como candidato plurinominal de Morena al Senado es un mensaje de López Obrador de que no perseguirá con fines políticos a los dirigentes sindicales ni adversarios”.

“El mensaje que envía es que todos los gremios tendrán libertad democrática de elegir a sus dirigentes, sin que el gobierno participe o persiga. El mensaje que López Obrador envía a toda la ciudadanía es que en caso de triunfar se terminará el espionaje y la persecución política en contra de adversarios”, incluidos líderes sindicales adversos al régimen, destacó.

Monreal calificó de “insólita”, la crítica a la nominación del líder del sindicato minero, “seguramente empujada desde órganos del poder o de grupos económicos que no ven bien la reinstalación a la vida pública de Gómez Urrutia, quien ha sido un perseguido político casi 12 años”.

En cuanto a los empresarios, manifestó: “no estamos peleados con quienes tienen inversiones y obtienen utilidades lícitas”. Nada se pierde explicarles, en este caso a los dueños de las minas, el plan de López Obrador sobre la reconciliación e “ir eliminando contradicciones y confrontaciones que afectan el desarrollo del país”.

Abundó que decirles que “no va a haber acciones arbitrarias (de ganar el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia las elecciones), sino respeto a la ley y al derecho”.

Consideró que los empresarios “ya están sacudiéndose la guerra sucia de telaraña contra López Obrador porque saben que respeta el equilibrio de poderes… Los empresarios deberían estar contentos con López Obrador porque les irá mejor, no habrá moches, diezmos, favoritismo, tampoco influyentismo en la asignación de obras”.