Huelga de trabajadores en Lexmark de Ciudad Juárez

Lexmark en Ciudad JuárezCD. JUAREZ, CHIH.- 700 trabajadores de la empresa Lexmark, pararon hoy, en punto de las 3.30 p.m, la producción de todas sus líneas, ante la sorpresa y desconcierto de sus directivos, exigiendo aumento de salario, reducción de los estándares de producción, notificación escrita de sus vacaciones, que la planta pague el servicio de cafetería y la implementación de medidas de seguridad que impidan que digan mermando su salud, con la contaminación del toner, para impresoras. Desesperados, a las 5:00 p.m, ordenaron la evacuación de la planta en camiones de transporte especial, informando que les pagarían su salario íntegro, y lograr parar la trifulca.

Los sindicatos independientes de cuatro plantas industriales, continúan emprendiendo acciones por la vía de la movilización y por la vía del arbitraje laboral frente a la empresa y autoridades, de acuerdo a voceros y abogados del movimiento.

Este lunes, trabajadores de la planta Lexmark detuvieron labores al grito de “salario mínimo al gerente para que vea lo que se siente”, reportó la Asamblea “Paso del Norte”, que ofrece cobertura de prensa permanente en el plantón de los trabajadores al exterior de dicha planta.

Además, el sábado pasado, realizaron un evento de acopio de solidaridad, en un lugar denominado El Refugio, en el que se contó con la participación de El Mastuerzo. La entrada, a cambio de alimentos no perecederos.

El pasado 3 de febrero, en el plantón-huelga del movimiento de trabajadores de la planta Lexmark, al sur-oriente de Ciudad Juárez, una mujer trabajadora que participó hoy en esta protesta, compartió su testimonio. Madre soltera, de tres hijos en edad adolescente y joven, sostiene que el salario de la maquila no alcanza para sostener un hogar.

Ella es sólo una de las muy diversas voces que comienzan a manifestarse, entre las y los trabajadores de la industria, quienes comparten testimonios del más inhumano trato por parte de la estructura de las corporaciones.

Discriminación, hostigamiento, prepotencia por parte de gerentes y jefes de grupo y uno de los peores efectos de la ganancia económica, encima del respeto al trabajador: las negligencias médicas de las áreas de enfermería.

A decir de la abogada laboral Susana Prieto Terrazas, existen condiciones de precarización laboral absoluta tanto en Lexmark, como en Eaton/Bussman, corporaciones de las asambleas que asesora. Pero esta situación es generalizada al interior de la industria maquiladora en contubernio con la autoridad laboral estatal, considera.

La representante legal denuncia suspensiones sin goce de sueldo; descansos arbitrarios, deducciones de hasta 350 pesos por una falta o error en la producción.

En el área de nefrología del IMSS, han ido en aumento los casos de afectaciones en los riñones, en trabajadoras, quienes pasan horas soportando la necesidad fisiológica durante años, lo que trae como consecuencia el desarrollo de infecciones en las vías urinarias.

Agregó que muchos trabajadores pierden capacidad en brazos y piernas, ya que están parados y realizan, algunos hasta por 30 años, las mismas funciones, lo que provoca pérdida de funciones a muy corta edad.

Según Prieto Terrazas, las y los trabajadores de la maquiladora chihuahuenses, veracruzanos, chiapanecos y de otros estados, exigen que el gran esfuerzo que realizan, cuando menos se vea retribuido en su economía cotidiana.