Clausuran simbólicamente el Cefereso 11 en Hermosillo

ceferesoActivistas políticos y representantes de la CNTE de diversos estados clausuraron simbólicamente alrededor de las 10:00 horas, el Centro Federal de Readaptación Social número 11, para exigir la libertad de presos políticos como José Manuel Mireles y el líder de la Sección 22 de la CNTE en Oaxaca.

Gerardo Fernández Noroña, activista y político, Margarito Medina Hernández, de la Comisión Política de la Sección 22 y Nadir Michel, luchador por la libertad del doctor Mireles, encabezaron la clausura simbólica a la entrada del Cefereso, que era custodiado por 30 granaderos de la Policía Federal.

Durante la clausura, Margarito Medina, denunció que en las últimas horas la represión ha alcanzado su punto más álgido en las regiones del Istmo de Tehuantepec y Nochixtlán, en Oaxaca, pues hay vidas perdidas.

“Nos indican que hay compañeros muertos, padres de familia muertos y culpó a este Gobierno por la cerrazón que tiene”, sostuvo. “Les solicitamos una mesa de diálogo y nos responden con represión”.

Advirtió que un contingente de alrededor de 15 mil maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) proveniente de cinco estados de la República podría arribar a Sonora próximamente ante la nula respuesta por parte del Gobierno estatal y federal de dejarlos ver a sus coterráneos presos en el Cefereso 11.

Por su parte Michel, a quien Mireles nombró su visita de confianza, mencionó que este preso político ha sido privado de derechos fundamentales dentro del Cefereso 11 desde que fue ingresado el 2 de julio del 2014.

“Adentro, tenemos entendido que no se le cumplen con los más elementales derechos humanos y constitucionales de los que él debería de gozar. No es justo que sigan trasladando a los centros penitenciarios a personas pacíficas, luchadores sociales y activistas, y que sean tratados como los peores delincuentes”.

Al respecto Fernández Noroña indicó que es ingenuo pensar que con la Ley 3 por 3 acabarán las corrupción e injusticia por parte de políticos, que más bien es necesario barrer todas las estructuras políticas, económicas y sociales corruptas que hay en el País.

“Tenemos que hacer una rebelión no violenta. Hoy estamos demostrando con este acto no violento que la razón nos asiste”, manifestó, “y que sí sentimos miedo, pero nos sobreponemos, damos la cara y exigimos la libertad de los presos políticos”.

Los manifestantes colocaron la manta de clausura en el cerco del penal y se retiraron alrededor de las 11:00 horas.