Con cohetones normalistas atacan la 35 Zona Militar

img_20161214_174840Cerca de cumplirse 27 meses de la desaparición forzada de los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa en la ciudad de Iguala, alumnos de esta escuela atacaron con bombas cohetones y bombas de fabricación casera la sede de la 35 Zona Militar en Chilpancingo.

Este miércoles, padres de los 43 y estudiantes, iniciaron una nueva jornada de movilizaciones para exigir al gobierno federal se enjuicie a los militares, policías federales y policías municipales de Iguala y Huitzuco involucrados en el ataque y desaparición de los jóvenes.

Tras haber tomado la caseta de cobro de la Autopista del Sol en Palo Blanco por más de tres horas, un grupo de jóvenes con los rostros cubiertos atacaron las instalaciones militares que albergan el 41 Batallón de Infantería. Durante al menos 10 minutos, lanzaron cohetones, bombas molotov y piedras contra la fachada del inmueble, ocasionando daños a unos cinco vehículos que estaban estacionados al exterior. Los militares fueron sorprendidos y no tuvieron tiempo de cerrar las puertas por lo que los cohetones estallaron al interior de la instalación militar sin que se reportaran personas lesionadas por estos actos.

Previamente, Vidulfo Rosales Sierra exigió “la consignación de los policías federales, estamos exigiendo la consignación de los policías municipales de Huitzuco y estamos exigiendo que las nuevas líneas de investigación como la telefonía celular, el Ejército mexicano y la heroína que transportaba uno de los autobuses puedan ser objeto de una investigación más rápida”.

El abogado del caso Ayotzinapa expuso que investigaciones periodísticas recientes aportan muchos más elementos que evidencian la participación del Ejército Mexicano en la desaparición de los 43 jóvenes y tienen que ser llamados a declarar.

A pesar de que con mucha anterioridad se había ventilado, las investigaciones dadas a conocer ubican al Ejército como el principal responsable en la desaparición de los normalistas, junto con la Policía Federal, y ñas municipales de Iguala y Huitzuco. “Lo que estamos pidiendo es que ya el Estado Mexicano no ponga obstáculos en las nuevas líneas de investigación directas al Ejército”, dijo.

La petición formal la realizarán ante la Procuraduría General de la República (PGR) el próximo mes de enero, cuando inicien formalmente los trabajos del Nuevo Mecanismo de Seguimiento del caso.

Hasta ahora hay 180 personas detenidas por el caso Ayotzinapa, pero cerca del 90 por ciento están ligados a la hipótesis del Basurero de Cocula, por lo que hay riesgo de muchos de ellos sean dejados en libertad al caerse por completo “la verdad histórica” de Jesús Murillo Karam.