Asegura López Obrador que ganará la Presidencia de México en 2018

  • Expresa AMLO que sus adversarios fallan y se equivocan al decir que se parece a gobernantes extranjeros
  • Admira a los ex presidentes Benito Juárez, Francisco I. Madero y Lázaro Cárdenas del Río

En entrevista desde Coyuca de Catalán, Guerrero, Andrés Manuel López Obrador aseguró que ganará la Presidencia de México en el 2018, porque MORENA está arriba y cada vez crece más.

Mencionó que el pueblo de Guerrero quiere un cambio verdadero, lo siente, lo percibo, y le está dando su confianza. “La gente no perdido la fe, a pesar de los pesares la gente sigue esperanzada en un cambio, en una transformación”.

A la pregunta de los reporteros sobre su opinión sobre la ley de seguridad pública, López Obrador consideró que independientemente de lo que se apruebe en el Congreso de la Unión, ya falta poco para que haya un cambio y van a mejorar las cosas en el país, habrá seguridad.

A la pregunta de los reporteros de lo que pasa en Honduras, el presidente del CEN de MORENA respondió que todavía no se respeta el voto en México, y también hay ese problema en algunos países.

“Aquí se robaron la elección en el 2006 y la ventaja era supuestamente menor o supuestamente era menos, pero no quisieron abrir los paquetes electorales, porque se impuso a Calderón”, dijo.

En un video publicado en su cuenta de Facebook, Andrés Manuel López Obrador expresó que cuando sus adversarios dicen que se parece a gobernantes del extranjero, “fallan, se equivocan. Yo admiró a tres grandes presidentes de México”.

Detalló que admira al mejor presidente en la historia del país: Benito Juárez; se guía también del presidente Francisco I. Madero, apóstol de la democracia y se inspira en el general Lázaro Cárdenas del Río, un presidente popular, patriota que le tenía un profundo amor al pueblo de México.

“Estos son mías guías, los padres de nuestra patria, los que nos enseñaron a luchar por la libertad, por la justicia, por la democracia, por la defensa de la soberanía nacional”, dijo.

Previamente detalló que estaba por llegar a Altamirano de la región de la Tierra Caliente de Guerrero e informó que estaba detrás del monolito, la estatua, la estructura del general Lázaro Cárdenas del Río.

En Coyuca de Catalán, distrito de Ciudad Altamirano, Guerrero, dio a conocer que al triunfo de MORENA en el 2018 se acabará con la corrupción en el país y esa será una gran revolución social, pacífica, porque se ha demostrado que donde no hay corrupción: no hay pobreza, ni violencia como Suecia, Dinamarca, Noruega, Finlandia, Nueva Zelanda.

En esos países, puntualizó, la clase mayoritaria es la clase media, en México desgraciadamente la clase mayoritaria es la clase pobre, destruyen a la poca clase media y en la punta de la pirámide están unos cuantos que se creen amos y señores de México que amasaron grandes fortunas al amparo del poder público y mediante la corrupción.

Expresó que el nuevo gobierno democrático tendrá ahorros a partir de evitará la corrupción y cortar el copete de privilegios como son los altos sueldos de los altos funcionarios públicos como son que cada ministro de la Suprema Corte, ganará, en 2018, 650 mil pesos mensuales y los ex presidentes de México tiene pensiones millonarias, ni Obama tiene esa pensión.

Añadió que cada ex presidente Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Felipe Calderón, Vicente Fox reciben 5 millones de pesos mensuales y por eso Fox anda alebrestado diciendo que no va a permitir el cambio, que utilizará todas sus mañas para que no triunfe MORENA.

Le mandó a decir a Fox que mejor se vaya preparando, porque se va a ganar y ya no le van a dar los 5 millones de pesos de pensión, no es venganza, es justicia, es que ya no se puede permitir esas canonjías, no puede haber gobierno rico, con pueblo pobre.

Indicó que el nuevo presidente de México no visitará Tierra Caliente en avión, no como Enrique Peña que se compró un avión de lujo de 7 mil 500 millones de pesos y recordó que Peña le puso de nombre a la aeronave: José María de Morelos, sin tener conocimiento que Morelos luchó por la igualdad, que se eleve al salario del peón, pero Peña no leyó el libro Los Sentimiento de la Nación.

Adelantó que al triunfo de MORENA se aplicará una formula sencilla: se bajará el sueldo a los de arriba y se aumentará el sueldo  los de abajo, van a ganar: maestros, enfermeras, médicos, policías, soldados, marinos, para que no digan que se les bajará el sueldo a los soldados “porque me los quieren echar en contra, no, el soldado es pueblo uniformado y está con nosotros en la transformación de México”.

Dio a conocer que además entre los sexenios de Calderón y Peña se gastaron 100 mil millones de pesos en aviones, así como helicópteros. “Toda esa flotilla se van a vender”, afirmó al decir que el próximo presidente de México no se subirá a esos aviones.

En otro tema, mencionó que se puede enfrentar la violencia con la violencia, no se puede apagar el fuego con el fuego, ni enfrenar el mal con el mal, la paz y la tranquilidad son frutos de la justicia, habrá empleo, se rescatará al campo y se atenderá a los jóvenes, se resume en una frase: becarios sí, sicarios no.

Asimismo, se sacará adelante al campo, porque actualmente solo se consumen 40 millones de toneladas  en el país, pero como está abandonado el campo, se producen 26 millones de toneladas, se tienen que comprar 14 millones de toneladas, lo que se podría producirse en México.

Planteó que en vez de solo pagar 2 mil 500 pesos por tonelada de maíz, se le suman 2 mil pesos más por tonelada, lo que sería una compensación al productor, se invertirían 8 mil millones de pesos por 40 millones de toneladas de maíz, eso significaría lo que gastó Peña en su avión de lujo, y se fijarán precios de garantía a los productos del campo.

Pidió a los ciudadanos no vender sus votos, porque cómo van a vender sus futuros, el bienestar de sus familias,  eso es hambre para hoy y hambre para mañana, eso es pecado social. Dijo que habla con pastores, con sacerdotes, porque se tiene que saber que la compra del voto antirreligioso.

Insistió a las personas a hacer labor de convencimiento de no vender sus votos, porque a los corruptos eso es lo único que les queda, porque en las últimas encuestas, se comen sus largas uñas, ya que MORENA está arriba 15 puntos, ni en el 2006, estaba como ahora.

“Desde luego no nos vamos a echar a la hamaca, no nos vamos a confiar, porque es una mafia, no quieren dejar de robar, no tienen llenadera, por eso tenemos que unirnos todos y lograr la transformación del país, e ir a votar, todos a votar el primero de julio, faltan 7 meses y a las 6 de la tarde recoger el acta, y empezar a proclamar el triunfo”, explicó.

Aseguró que correrá la noticia por todo México y el mundo: triunfo MORENA, habrá fiesta y se hará historia entre todos.

Indicó que regresará a Tierra Caliente para aplicar todos los programas de desarrollo pero no quiso decir en calidad de qué, porque lo pueden acusar de actos anticipados de campaña y recordó que después del acto de MORENA del pasado 20 de noviembre en el Auditorio Nacional, el presidente del PRI lo acusó de actos anticipados de campaña y ayer, antier, hizo lo mismo el gobernador de Guerrero.

“Yo qué culpa tengo que él no visite los pueblos, yo los voy a visitar todos los pueblos de Guerrero”, aseveró.

Por la tarde, Andrés Manuel López Obrador visitará Teololoapan, distrito de Ciudad Altamirano y Taxco, distrito de Iguala, Guerrero.