Afirma Jesús Ramírez que AMLO respeta libertad de expresión

Palacio Legislativo.- El gobierno del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, va a garantizar y hacer respetar la libertad de expresión y el derecho a la información, afirmó Jesús Ramírez Cuevas, designado coordinador de Comunicación Social en la próxima administración federal.

En declaraciones a la prensa, tras participar en el foro Hacia una agenda legislativa en materia de comunicación pública, dijo que no se considera a los medios de comunicación como enemigos y rechazó que sea ofensivo el calificativo de “prensa fifí”, que utiliza López Obrador.

Apuntó que los medios de comunicación “son un factor central de la vida pública y democrática del país”.

“Que existan líneas editoriales, que haya posturas políticas que se expresan en los medios de comunicación es un derecho, entonces nosotros no consideramos enemigo a nadie que ejerce sus derechos”, añadió Ramírez Cuevas.

Apuntó que, “en ese sentido, promovemos y creemos en el pluralismo informativo, pero también creemos que debe haber un espacio para que los ciudadanos, sin que medie interés editorial, de grupo o político o económico, pueda acceder a la información libremente y esa es la labor de los medios públicos”.

Tras señalar que el gobierno de López Obrador garantizará y hará respetar la libertad de expresión y el derecho a la información, precisó que son libertades sagradas de la democracia mexicana.

“Son libertades sagradas de la democracia mexicana, son dos derechos que, además, han sido ratificados (con las elecciones de) el primero de julio y, por lo tanto, desaparecerá esta práctica de intentar hacer llamadas a las redacciones para cambiar los titulares o para cambiar a quienes están en las fuentes o para cambiar las notas”.

Insistió en que “se acabó la censura, la discrecionalidad frente a los medios y se acabó la imposición”.

Fue consultado sobre el llamado de la Comisión Iberoamericana de Derechos Humanos (CIDH) para que el Presidente electo evite los sobrenombres a reporteros o periodistas, como el de “prensa fifí”.

“No se puede reglamentar el uso de calificativos, salvo que sean ofensivos. En este caso es una descripción que intenta explicar el hecho de que los medios de comunicación también tienen línea editorial”, señaló.

Comentó que “en otros países se publica la línea editorial de los medios, a qué intereses responde, qué simpatías políticas tiene, y en México se oculta como si no fueran partidarios de alguna idea o un propósito o que no defendieran ciertos intereses”.

“La CIDH podrá hacer los exhortos que crea. Mientras no se utilicen palabras ofensivas, mientras no se discrimine, mientras no se violen las leyes, creo que se pueden hacer expresiones que intenten explicar a los ciudadanos el papel de los medios”, añadió.

JGM