Sembrando Vida es un patrimonio a largo plazo para los sembradores

Se han sembrado más de 183 millones de plantas de diversas especies.

A mediano plazo, el Programa Sembrando Vida prevé que las comunidades rurales obtengan ingresos de cultivos de importancia económica como café, cacao y agave, diversas especias, además de frutales como mango, durazno y manzana; mientras que a largo plazo se busca que las comunidades se beneficien del manejo sostenible de maderables como caoba, pino y cedro.

Así lo explicó el secretario de Bienestar Javier May Rodríguez durante la conferencia vespertina sobre el avance de los Programas Integrales de Desarrollo, donde informó que el Programa Sembrando Vida cerrará el año con un padrón de 421 mil 750 sembradoras y sembradores.

“A la fecha llevamos 183 millones 229 mil 10 plantas de diversas especies, de diversos árboles maderables y frutales. Además, se tienen más de 200 millones de plantas en viveros comunitarios que entre los meses de septiembre, octubre y noviembre se sembrarán en las unidades de producción”, detalló.  

Durante su participación, el director general de Organización, Formación, Inclusión y Productividad, Raúl Paulín Hernández explicó que el programa consiste en la siembra de Sistemas Agroforestales planeados en tres etapas de acuerdo a la cultura y clima de cada región: la primera es a corto plazo con cultivos cíclicos de autoconsumo, mientras que a mediano plazo se siembran frutales y cultivos de importancia económica y a largo plazo árboles maderables.

Consideró que los árboles forestales son los que permitirán a los sembradores tener un patrimonio y serán la herencia familiar y en ese sentido explicó que se tienen ya 172 millones de plantas de árboles forestales; los árboles frutales son alrededor de 48 millones y más de 200 millones de árboles establecidos de importancia económica como cacao, café y coco, mientras que de especias son 15 millones y medio de plantas establecidas.

“El programa cuenta con una proyección de siembra de 506 millones de plantas, entendiendo que este volumen de plantas no existía, no se podían comprar, había que producir esta planta y los sembradores que hoy nos escuchan, los técnicos y técnicas se han dado a la tarea de producir este volumen de plantas en los viveros comunitarios y la Secretaría de la Defensa Nacional que ha aportado todo el volumen de planta forestal que está en el programa en sus distintas etapas”, expresó.