Nuevo Laredo: Habilita PCyB albergues para proteger a familias de tormenta

De acuerdo al Sistema Meteorológico, se pronostican fuertes lluvias para la tarde de este sábado, debido a la tormenta tropical Hanna y el presidente Enrique Rivas, da instrucciones para tomar las medidas necesarias.

Ante el impacto de la tormenta tropical Hanna, la Dirección de Protección Civil y Bomberos (PCyB), revisa albergues y otros espacios que puedan ser habilitados como tales, así como los afluentes de la ciudad para evitar posibles desbordamientos que pongan en riesgo a las familias.

Omar Enríquez Sánchez, director de PCyB, mencionó que en estos momentos el personal de la dependencia, por instrucciones del presidente municipal, Enrique Rivas Cuéllar, se dedica a estas labores, pues el impacto más fuerte de la tormenta se pronostica para la tarde de este sábado.

“Estamos revisando los albergues que tenemos y qué otros podemos habilitar, debido a la contingencia por Covid-19 ningún refugio puede ser ocupado más allá del 40 por ciento de su capacidad y eso nos limita mucho, tenemos como opción el Polyforum, en la Fe, Centro Cívico y el Gimnasio Escuadrón 201”, informó.

Señaló que personal de la dirección, también realiza recorridos por los arroyos y canales de la ciudad para detectar cuáles son más propensos a desbordarse, si están obstruidos por basura retirarla y, si es necesario, solicitar el apoyo de Servicios Públicos Primarios con el fin de disminuir el riesgo de inundación en esas áreas.

Estarán 30 elementos de PC atendiendo los llamados de auxilio durante la tormenta, indicó Omar Enríquez, que en caso de ser necesario, disminuirán el personal de los filtros sanitarios para apoyar a la ciudadanía que lo requiera.

“Estaremos respondiendo cada una de las llamadas conforme vayan entrando, también hay que ver qué tanto es el impacto en las colonias vulnerables que son las que están cerca de los arroyos, como la Francisco Villa y las rutas a utilizar”, comentó.

Recordó que la Carretera Aeropuerto está cerrada por reparaciones, así como el puente de la Madero, en el bulevar Colosio, que son dos puntos importantes que deben vigilar constantemente debido a que las lluvias pueden causar más daños. También se dará atención a reportes de árboles caídos de acuerdo a su emergencia.

“Sabemos que vienen vientos fuertes, por lo que habrá pérdida de luz en algunos sectores, la recomendación a la ciudadanía es que se queden en casa, tengan una linterna con baterías y documentos de valor en una bolsa impermeable en caso de ser evacuados”, dijo.

Sobre todo que las y los neolaredenses estén pendientes de las indicaciones que emitan las autoridades correspondientes y en caso de ir a algún albergue, respetar las medidas sanitarias por la pandemia, como la sana distancia y el uso de cubrebocas.

Enríquez Sánchez  puso a disposición de la ciudadanía los teléfonos de emergencia 911, 867-7122124 y 867-7123030.