Impulsa Martí Batres asociación con todos los congresos del país

  • También, agilizar la coordinación e intercambio de información con ellos.

El presidente del Senado de la República, Martí Batres Guadarrama, impulsa una asociación de todos los órganos legislativos que conforman el Poder Constituyente Permanente, así como un convenio para agilizar la coordinación e intercambio de información entre el Congreso de la Unión y las legislaturas locales.

 Batres Guadarrama se reunión por segunda ocasión con los presidentes de los congresos estatales. Ahí, el senador destacó que el primer encuentro fue un factor determinante para la aprobación de las reformas relativas al nuevo catálogo de delitos graves, a la extinción de dominio y a la Guardia Nacional. 

“Estas reuniones son fundamentales”, dijo el senador. Por eso, junto con el presidente de la colegisladora, Porfirio Muñoz Ledo, comentamos la idea de crear una asociación con todos los congresos del país, incluido el Senado y la Cámara de Diputados, como un espacio institucional donde confluyan todos los órganos legislativos que conforman el Poder Constituyente Permanente.

Además, el presidente de la Mesa Directiva entregó a los legisladores locales un proyecto sobre el sistema interinstitucional de notificación electrónica oficial entre el Senado de la República, los congresos de los estados y el de la Ciudad de México. 

Se trata, precisó, de agilizar la recepción de las minutas del Congreso de la Unión enviadas a los órganos legislativos locales, así como la comunicación de los votos de los congresos locales a la Cámara de Diputados y al Senado de la República.

En este sentido, señaló: “Estamos en un mundo que está totalmente conectado e informado en tiempo real y no podemos tener procedimientos del siglo pasado”, asentó Martí Batres.

15 congresos locales han aprobado la reforma constitucional de paridad 

Durante esta reunión, también se revisó el estatus de la reforma constitucional para garantizar la paridad de género en todos los órganos del Estado. “Sería interesante resolver este tema antes de los periodos extraordinarios”, expresó Batres. 

La presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género, Martha Lucía Micher Camarena, informó que hasta el momento 15 congresos locales han aprobado la reforma: Chiapas, Yucatán, Quintana Roo, Sinaloa, Tlaxcala, Hidalgo, Zacatecas, Jalisco, Baja California Sur, Chihuahua, Morelos, Ciudad de México, Durango, Oaxaca y Querétaro. 

Probablemente hoy sea aprobada en el Estado de México y en Colima; el martes, en San Luis Potosí, Coahuila, Guerrero, Guanajuato, Tabasco; el miércoles, en Puebla; y el jueves, en Veracruz. 

Por su parte, el presidente de la Comisión de Gobernación, Cristóbal Arias Solís dijo que la reforma constitucional sobre la inmunidad presidencial es un primer paso para la prevención, combate y castigo en contra de la corrupción e impunidad.

Destacó que la reforma ya fue aprobada por el Senado de la República, sin embargo, destacó, aún no la avala la Cámara de Diputados, “por una serie de observaciones que le hicieron”. 

El hartazgo ciudadano motivan a los legisladores a dar pasos firmes y urgentes, para consolidar el orden constitucional que repare y prevenga los agravios cometidos contra la dignidad del pueblo, puntualizó. 

A su vez, la senadora Susana Harp Iturribarría se refirió a la reforma constitucional que reconoce a los pueblos afromexicanos como parte de la composición pluricultural de la nación. Destacó la importancia de hacer visibles a estas comunidades para respetar sus derechos y evitar cualquier tipo de discriminación hacia ellas. 

La presidenta de la Comisión de Cultura recordó que esta reforma al artículo 2 de la Constitución se aprobó, por unanimidad, en el Senado el 30 de abril. En tanto, dijo, en la Cámara de Diputados será puesta a discusión cuando inicie el próximo periodo ordinario. 

Martí Batres subrayó que las reformas constitucionales para acotar la inmunidad presidencial y reconocer a los pueblos afromexicanos aún se discuten en el Congreso de la Unión. Pero si se aprueban en la Cámara de Diputados y en el Senado, según corresponda, los proyectos se enviarían a las legislaturas estatales, por lo que es necesario que éstas conozcan los detalles de las modificaciones.