Confirman involucramiento del ejército y simulación en caso Ayotzinapa

Ejército, policía, gobierno e infiltrados en las filas normalistas estuvieron en la noche de Iguala. Sin indicios de vida de 43 desaparecidos de Ayotzinapa.

 90 meses de la desaparición de los 46 normalistas de Ayotzinapa, nada indica que sigan con vida, explicaron integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertas y Expertos Independientes (GIEI).

En su tercer informe, los expertos independientes detallaron que el Ejército y las autoridades sabían del desarrollo de los sucesos durante la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa.

Además, señalan que existía un control sobre los hechos ya que incluso tenían infiltrados entre las filas normalistas.

Por otra parte, dentro de las graves revelaciones de los expertos, se incluye un viaje en el que presuntamente miembros del ejército habrían sembrado cuerpos en Cocula.

Sin vida

-«Lamentablemente hasta el momento no hemos tenido noticias que nos de indicaciones de vida de los 43 estudiantes», señalaron los expertos.

Por medio de una conferencia explicaron que las investigaciones dan cuenta de lugares en fosas y no de lugres en vida

Los procesos de búsqueda se han podido avanzar gracias a la información que ha obtenido la unidad para poder determinar su destino.

Lamentablemente hasta el momento y hasta ahora, además, ya transcurrido el tiempo. Pero no hemos tenido ninguna noticia que nos de indicaciones de vida de los 43 estudiantes, señalaron.

Además puntualizaron que –«Sin duda que es una noticia dura-

-«Cada una de las investigaciones que se han podido recabar por parte de la Unidad Especializada, el GEI, dan cuenta de lugares en fosas y no de lugares en vida».

Ayotzinapa

Asimismo se indica que integrantes de la Secretaría de Marina habrían manipulado el basurero de Cocula durante las investigaciones por el caso Ayotzinapa en septiembre de 2014.

Y, en ese sentido, indicaron que dicho basurero es uno de los escenarios principales de este caso.

La versión que dio el gobierno de Enrique Peña Nieto fue que un grupo criminal habría asesinado y quemado a los estudiantes de Ayotzinapa, para después arrojar los restos a un río cercano.

Por otra parte, como se recordará fue el grupo de expertos ha investigado el caso Ayotzinapa de manera paralela a las autoridades.

Y es que el GEI y el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) son quienes cuestionaron por primera vez la versión del basurero.

Videos

Por otra parte, en el informe se habla de 60 videos 60 videos de interrogantes de autoridades a unos 50 detenidos, donde se muestra un trato degradante y violatorio a los derechos humanos.

Además afirma que dichos videos están en poder de la Fiscalía.

Asimismo sus conclusiones se basan en fuentes documentales a las que se ha tenido acceso, documentos del Cisen, Sedena.

Y, también por el trabajo de la unidad especial de investigación del caso Ayotzinapa, señalan los portales.

Militares

Seguidamente, indicaron que se encontró información sobre que los militares del 27 batallón de Iguala controlaban el C4.

Además de que existen contradicciones entre las sucesivas declaraciones de los integrantes del Ejército, que hubo investigaciones paralelas entre autoridades militares a las que todavía el GIE no han podido acceder.

Lo anterior, destacó El Financiero.

Por otra parte, se identificaron procesos disciplinarios al interior de las fuerzas armadas porque habían negado información relevante.

Por ejemplo, como que algunos de los integrantes del 27 batallón habían acudido a las barandillas donde estaban detenidos los estudiantes normalistas, se indica.

Así como un cúmulo de información sobre la existencia sistemática de las torturas a las que hasta ahora se tuvo acceso.

Inteligencia

En otro orden de ideas se confirma que hubo dos operaciones de inteligencia y seguimiento a los 43 normalistas al menos dos días antes de su desaparición.

A dicho seguimiento que se le denominó “histórico o contrainsurgente”.

Y el cual, tenía como objetivo las actividades de los estudiantes, por una orden expresa por parte de autoridades militares de dar seguimiento a los movimientos de los estudiantes.

Asimismo, se detalló que las autoridades en aquel momento contaban con información prácticamente minuto a minuto de lo que estaba ocurriendo la noche del 26 y 27 de septiembre.

Lo anterior, pues obtenían información desde el Centro de coordinación Guerrero Seguro (C4).

Infiltrados

Seguidamente se confirmó la infiltración de militares en el contingente de los normalistas.

Y es que según los expertos, se identificaron a diversas personas siguiendo el trayecto de los estudiantes, al tiempo que había supuestos estudiantes que iban en los autobuses.

– «…, había agentes de inteligencia, como los llaman los grupos militares, como fachada”, se precisa en el informe.

Drogas

También se indicó que uno de los hallazgos más importantes es que todas las autoridades desde el centro de coordinación Guerrero Seguro, es decir, federales, estatales y militares sabían del trasiego de drogas.

Es decir, que contaban con información muy pormenorizada de las actividades de trasiego, siembra, cultivo, y de fabricación de heroína y amapola.

Incluido el trasiego en autobuses.

Operaciones ocultas

Por lo que sabían sobre este tipo de ilícitos a través de autobuses y que no era novedad.

También se advirtió sobre la intervención de comunicaciones en tiempo real, tanto por autoridades en Iguala como a nivel nacional.

Es decir, información que daba cuenta sobre lo que estaba ocurriendo en el momento de la detención y posterior desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa.

“Esta información hubiera sido importantísima, de vital importancia, para poder esclarecer el caso, pero no fue entregada a las autoridades hasta ahora”.

Por otra parte se revelaron videos de la Secretaría de Marina sobre el caso donde se muestran operaciones por aire y tierra que hasta ahora no habían sido incluidos en las pesquisas oficiales.

Además, en uno de ellos se observa a supuestos efectivos militares manipulando bultos que sacan de dos camionetas a un basurero de Cocula.

Es decir, el sitio donde autoridades mexicanas dijeron inicialmente que los estudiantes fueron incinerados y sus restos arrojados a un río.

Luego se ve a otros agentes encender una hoguera, en la misma zona. La grabación fue fechada un mes después de la desaparición de los estudiantes, según el nuevo informe.

AMLO

Asimismo el grupo de especialistas aclaró que para obtener el nuevo material y otros documentos en manos de militares y fuerzas de seguridad fue necesario pedir la intervención de AMLO.

«La destrucción y pérdida de información y la falta de respuesta durante tres años después de la salida del GIEI en 2019 han hecho todo el trabajo más complicado».

Lo anterior comprometen gravemente las posibilidades de un pleno esclarecimiento del caso y que incluso algunas personas clave que intervinieron han muerto o han sido asesinadas.

Finalmente los portales recuerdan que en 2019 el gobierno reinició desde cero la investigación.

Check Also

Presidente realiza gira de trabajo a bordo del Tren Maya

El presidente Andrés Manuel López Obrador realiza este viernes la gira de trabajo por el …