Dar gracias a Dios por todo (OPINIÓN)

opinionHace unos días se celebró en la ciudad vecina de Laredo Texas el día de acción de gracias, y muchos de nosotros nos hemos unido a este festejo, pero muy poco sabemos sobre el origen de esta celebración, en el 1620 llegaron de Inglaterra en un barco llamado el Mayflower, un grupo de 102 personas, en su mayoría eran puritanos, cristianos que venían huyendo de Inglaterra en busca de la libertad religiosa; hoy los conocemos más con el nombre de peregrinos, ellos buscaban establecerse en un lugar donde pudieran vivir su cristianismo con libertad, originalmente su destino era una colonia de Virginia, pero llegaron al estado de Massachusetts, específicamente en Plymouth. Los peregrinos desembarcaron en la primavera, siendo recibidos por los indígenas de la tribu Wampanoag, los cuales ayudaron a los peregrinos ingleses a sobrevivir ya que les ensenaron a cultivar verduras y principalmente maíz. Los peregrinos tuvieron una abundante cosecha, así que en un acto de acción de gracias a Dios por las bendiciones recibidas, tuvieron una celebración en la cual compartieron con los indígenas por su ayuda al enseñarles a cosechar, no se sabe exactamente que se comió en esa primera celebración, pero hoy en día el alimento principal de esta celebración de acción de gracias es el pavo.

El viaje de estos peregrinos no fue nada fácil, para llegar a su destino los 102 pasajeros tuvieron que viajar hacinados ya que el Mayflower era un barco pequeño, el viaje duro poco más de dos meses, en el trayecto fallecieron dos personas y cuando llegaron a Massachusetts fue en invierno lo que les impidió desembarcar para cultivar, así que para marzo cuando pudieron desembarcar la mitad de los pasajeros había fallecido de neumonía, tuberculosis y el escorbuto.

Estos peregrinos ingleses salieron de su país a causa de los problemas por los que estaban pasando al no poder tener libertad religiosa y sufrieron en camino a su destino; así como ellos, nosotros tenemos días felices pero también días de sufrimiento que nos mueven de nuestra comodidad, que si no fuera por esas tribulaciones tal vez estaríamos en el mismo lugar, la tristeza nos impide dar gracias a Dios, pero la palabra de Dios nos dice que debemos de dar gracias a Dios en todo, Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús. 1 Tesalonicenses 5:18, en los días buenos y en los días tristes, cuando no comprendemos el porqué de lo que está pasando en nuestra vida, nuestro barco parece estar a la deriva, moviéndose por las fuertes tormentas, creemos estar a punto de morir, de no poder pasar esos momentos difíciles, pero para todo aquel que ha puesto su confianza en Dios, Su palabra nos recuerda una promesa que nos da consuelo y esperanza: Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Isaías 43: 2ª RVR 1960.

Beula