fbpx

Solicita Senado acciones contra llamadas telefónicas de extorsión

Al año se realizan casi 4 millones de llamadas telefónicas desde centros penitenciarios.

El Senado de la República exhortó a la Comisión Nacional de Seguridad a que instrumente un programa que reduzca al máximo la introducción de equipos de telecomunicaciones al interior de los centros penitenciarios para evitar que se realicen llamadas de extorsión telefónica.

También le solicitó que lleve a cabo la adecuación de los equipos bloqueadores de señal y presente las denuncias que correspondan por actos de corrupción detectados al interior de los centros de readaptación social, relacionados con llamadas de extorsión.

Al presentar el punto de acuerdo, a nombre de Ricardo Monreal, autor de la propuesta, el senador Américo Villareal dijo que en muchos reclusorios del país se suscitan actos de corrupción que permiten a determinados internos llevar a cabo actos delictivos hacia el exterior, como la extorsión telefónica.

Refirió que existen penales que reportan un gran número de equipos móviles en su interior, hasta 522, y las llamadas por equipo cada semana llegan a superar las 91, lo que da un promedio semanal superior a las 40 mil.

Ello, dijo, refleja el grado alta actividad delictiva que se lleva a cabo mediante el uso de dichos aparatos.

Indicó que según un estudio realizado a siete centros penitenciarios, se detectaron 219 mil 700 llamadas que tenían origen en esas instalaciones, lo que, al año, arroja un número de 3.7 millones de llamadas; “cifras impactantes que dan una idea muy clara del grado de corrupción al interior de los penales”.

No es posible que la sociedad que fue víctima de los delitos cometidos por quienes se encuentran internos en los centros de readaptación social, continúe viéndose afectada gravemente por los mismos sujetos, a través de extorsiones telefónicas planeadas y realizadas desde las mismas celdas de reclusión, puntualizó el senador de Morena.