Secretaría de Bienestar, comprometida con la justicia social

La Secretaría de Bienestar se suma a la conmemoración del Día Mundial de la Justicia Social, establecido luego de que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) adoptó por unanimidad la Declaración sobre la justicia social para una globalización equitativa el 10 de junio de 2008.

Con el lema “Cerrar la brecha de las desigualdades para lograr justicia social”, que promueve la Organización de las Naciones Unidas, este año, como cada 20 de febrero, se recuerda en el mundo la necesidad de reforzar las acciones para reducir la pobreza y tener mayor bienestar para la población.

En la Secretaría de Bienestar trabajamos todos los días para volver realidad un país menos desigual, más justo. Por ello, hemos puesto al centro de la política social a los grupos más vulnerables y junto con las demás dependencias federales, tenemos como objetivo lograr el bienestar de las personas que viven en México como lo establece el Plan Nacional de Desarrollo.

Sabemos que en México se requiere generar acciones puntuales que ayuden a cerrar las brechas de desigualdad e injusticia que enfrentan miles de personas para que puedan vivir libres de pobreza y de violencia. Por ello, la Secretaría de Bienestar contribuye a la construcción de puentes con otros actores que puedan ayudar a lograr esa meta.

Hoy el Gobierno de México acepta su papel de garante de los derechos de las personas y construye los cimientos de un estado de bienestar que, a través de la coordinación entre secretarías, procure el acceso pleno a los derechos sociales consagrados por nuestra Constitución. Es desde este enfoque que la Secretaría de Bienestar trabaja para reconocer como sujetos de derechos a las personas que participan en los Programas Integrales de Bienestar y evitar el uso clientelar de las políticas sociales. 

Esta dependencia coincide con el concepto de justicia social promovido este día por Naciones Unidas como un principio fundamental para la convivencia pacífica y próspera, dentro los países y entre ellos, al tiempo que reitera su compromiso de seguir defendiendo los principios de justicia social al promover la igualdad de género y los derechos de los pueblos indígenas y las personas migrantes, y de eliminar las barreras que enfrentan las personas debido a su género, edad, raza, etnia, religión, cultura o la discapacidad.