Movilizaciones en Oaxaca; Sección 22 “toma” refinería

Con ocho marchas regionales y la toma simbólica de la refinería “Antonio Dovalí Jaime”, maestros de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE-CNTE) repudiaron las políticas del presidente Enrique Peña Nieto al tiempo que exigieron su renuncia por tanta corrupción, saqueo y traición a la patria.

Y acusaron que “el asesino de Enrique Peña Nieto se ha prestado a acallar la protesta social para imponer sus reformas estructurales y han querido dar un golpe a la Coordinadora con la detención de sus dirigentes y persecución de otros integrantes del movimiento magisterial pero se ha equivocado, este movimiento está más fuerte que nunca y dispuestos a defender los derechos y la dignidad”.

Sin la presencia de sus dirigentes Rubén Núñez Ginez y Francisco Villalobos, los maestros, organizaciones, sociedad civil, transportistas e integrantes del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) participaron en marchas en esta capital, el Puerto de Salina Cruz, Pinotepa Nacional, Puerto Escondido, Tuxtepec, Huajuapan de León, Huautla de Jiménez y Cuicatlán, el bloqueo carretero en Asunción Nochixtlán y la toma simbólica de gasolineras.

En esta capital, la marcha salió del monumento a Benito Juárez al zócalo y en el trayecto un grupo de encapuchados realizaron pintas a diversos establecimientos y clausuraron simbólicamente la gasolinera Fonapas, aunque otras estaciones de servicio optaron por suspender su venta por paso de la marcha.

Ante la ausencia de los dirigentes, la marcha fue encabezada por integrantes de la comisión política y que cuentan con diversas órdenes de aprehensión como Norma Cleyver y Carmen López Vásquez, quienes se encontraban exiliadas.

En el Istmo de Tehuantepec, maestros realizaron una marcha en el puerto de Salina Cruz como rechazo a la alza de los energéticos e hicieron un alto en la refinería de Petróleos Mexicanos para realizar una clausura simbólica.

En una lona monumental, los manifestantes exigieron al presidente Enrique Peña Nieto, a los senadores y diputados así como a los secretarios de Estado que renuncien porque señalaron: “El pueblo mexicano exigimos sus renuncias, ya que ustedes no nos representan ¡No al gasolinazo!”.

Los representantes de la sección 22 de la CNTE encabezados por Adrián Ramírez y Juan Carlos Orozco Matus expresaron que es necesario unir fuerzas para acabar con las reformas estructurales de Peña Nieto.

“Exigimos instalar urgentemente una mesa de negociación con las autoridades del gobierno federal para tratar estos temas de suma importancia, no podemos permitir que cada vez más se acabe con la soberanía nacional, que se cierren las refinerías es la peor cosa que pudiera pasarle al país, exigimos empleo y un alto a la violencia contra las y los defensores sociales”, expresaron.

En la región mazateca, el presidente municipal suplente de Huautla de Jiménez, Erasto Melgar García, denunció que el gobierno sigue atropellando al pueblo, al tiempo que pidió al magisterio seguir adelante, invitando al pueblo, porque es un problema del pueblo no del magisterio.

Y en la cuenca del Papaloapan, además de los maestros y obreros, participó el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso de Oaxaca, Irineo Molina y coordinador de la fracción parlamentaria de Morena.

Mientras que en la región de la costa, maestros realizaron una marcha en Pinotepa Nacional para exigir “no al gasolinazo”.

Además, se pronunciaron en contra de esas “nefastas” políticas neoliberales, el castigo a los culpables de los crímenes de lesa humanidad que se han perpetuado en el país, la exigencia de presentación con vida de los 43 estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa y justicia para los crímenes de lesa humanidad en Nochixtlán.