CIUDAD DE MÉXICO, 28OCTUBRE2016.- Rodrigo Barros, titular de la unidad de Política de Ingresos Tributarios; Luis Madrazo, titular de la unidad de Planeación Económica de la Hacienda Pública e Isaac Gamboa, titular de la unidad de Política y Control Presupuestario, durante la conferencia de prensa sobre la evolución de la Situación Económica, las Finanzas Públicas y la Deuda Pública al Tercer Trimestre del año 2016. FOTO: DIEGO SIMÓN SÁNCHEZ /CUARTOSCURO.COM

La deuda mexicana llegará al 50.5% del PIB, acepta SHCP

La deuda total del País al cierre de año podría ser mayor al 50.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) que pronosticó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), reconoció Luis Madrazo, titular de la Unidad de Planeación Económica de la dependencia.

Hacienda había anticipado que la deuda en su contabilidad más amplia -saldo de los requerimientos financieros del sector público, el cual incluye rescates de años pasados- terminaría 2016 en 50.5 por ciento del PIB.

En conferencia de prensa para presentar los resultados de las finanzas públicas del tercer trimestre, el funcionario señaló que lo único que se tienen son estimaciones y por lo mismo puede variar al alza esa meta de deuda.

“Por supuesto que hay incertidumbre en estas variables (de la deuda), todas estas variables son pronósticos, no son variables duras, sirven para dar contexto de la evolución del déficit.

“Lo que tenemos entonces son previsiones que pueden variar… Eso implica que tenemos una estimación de cierre y ésta puede variar como cualquier otra variable”, dijo.

A Madrazo se le insistió si la deuda entonces podría ser mayor a lo planteado.

“Sí está sujeta a variaciones”, respondió.

La SHCP sostuvo que el déficit va a la baja y que se están haciendo todos los esfuerzos para reducir el endeudamiento, tal y como esperan calificadoras y otros especialistas, para fortalecer las finanzas públicas.

Actualmente, mencionó, la deuda total del País ya alcanza 48 por ciento del PIB.

Madrazo reveló que al cierre del tercer trimestre del año los ingresos del sector público crecieron apenas 0.8 por ciento, gracias al impulso de la recaudación tributaria que generó 11.2 por ciento más recursos al Gobierno federal que en el mismo periodo de 2015.

En particular destacó la recaudación del Impuesto sobre la Renta (ISR), la cual creció 11.5 por ciento; del Impuesto al Valor Agregado (IVA), con un aumento de 5.9 por ciento; y del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), que se incrementó 22.2 por ciento.

Sobre el gasto, la dependencia informó que el neto pagado sin incluir inversiones financieras disminuyó 0.5 por ciento.

El gasto neto presupuestario al cierre del tercer trimestre fue mayor en 220 mil 263 millones de pesos a lo programado para el periodo, debido a aportaciones que se hicieron a Pemex y al Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP).

Pese a los recortes presupuestarios presumidos por el Gobierno federal, las secretarías de Estado y otras dependencias administrativas gastaron 12.3 por ciento más que al cierre de tercer trimestre del año pasado, aunque los organismos autónomos sí se apretaron el cinturón 5.5 por ciento.