Guardia Nacional replicará las mejores prácticas de los ‘Cascos Azules’ de la ONU

La Guardia Nacional le dará un giro a la defensa nacional y a la seguridad pública. Tendrá como fundamento el uso regulado de la fuerza y respeto a los derechos humanos; su actuación será similar a la de las Fuerzas de paz de las Naciones Unidas, destacó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Podrían ser el equivalente a los Cascos Azules y hay, de parte del Ejército Mexicano, una actitud de respeto a los derechos humanos; yo le tengo confianza al Ejército Nacional”, afirmó esta mañana en Nuevo León donde se llevó a cabo la primera conferencia matutina itinerante.

Afirmó que como comandante supremo de las Fuerzas Armadas, nunca dará la orden de reprimir al pueblo.

Explicó que este cuerpo de seguridad dará paso a un mando único de coordinación caracterizado por la perseverancia, profesionalismo e inteligencia, en el que no tenga cabida la corrupción ni la impunidad.

De manera paralela a las labores de seguridad pública, dijo, el Gobierno de México atenderá las causas de la violencia y la inseguridad. 

“Porque si no, no se resuelve el problema, no podemos apostar sólo a estrategias policiales por bien aplicadas, por bien diseñadas que estén. Necesitamos atender las causas, que haya trabajo, tenemos que darles mucha atención a los jóvenes, no darles la espalda, garantizarles el derecho al trabajo, al estudio. Ahí está la clave para serenar al país; el que haya producción, trabajo, bienestar”, subrayó.

El jefe del Ejecutivo sostuvo que es necesaria la incorporación de más elementos para establecer las 266 coordinaciones territoriales de seguridad que se han planteado como parte de la estrategia en la materia.

En éstas se desempeñarán el Ejército, la Secretaría de Marina, la Policía Federal, las policías estatales y las policías municipales.

Expuso que actualmente la Secretaría de la Defensa Nacional se compone de 220 mil elementos; la Secretaría de Marina, 40 mil; mientras que la Policía Federal tiene 40 mil, de los cuales son 20 mil efectivos.

“Por eso queremos lo de la guardia, porque se necesitan más elementos (…) que podamos utilizar la experiencia, la participación, los soldados, los marinos de la Secretaría de la Defensa y de la Secretaría de Marina, porque actualmente la Constitución impide que las Fuerzas Armadas puedan hacer labor de seguridad pública”, precisó.

Agregó que con esta unión se garantizará la seguridad y hará frente a homicidios, robos, entre otros delitos.

El presidente hizo un nuevo llamado a los legisladores para aprobar la creación de la Guardia Nacional y sentar la legalidad de su actuación en la Constitución; pidió a quienes están en contra, no politizar el tema.

“Llamo a que reconsideren que es un asunto muy importante para garantizar la paz en el país. En esto no apostemos a la politización (…) yo gobierno para todos, desde luego que tenemos posturas ideológicas políticas distintas.

Independientemente de nuestras diferencias, por encima del interés particular o los intereses partidistas, está el interés general. En este caso ojalá y actúen de manera responsable”, enfatizó.

Indicó que este mando único se concibe para evitar el modelo de operativos aplicado en los gobiernos anteriores en el que se actuaba “de manera espectacular, persiguiendo a líderes famosos de la delincuencia organizada, pero sin garantizar la seguridad pública a la gente”.

Resaltó que los gobernadores se han pronunciado a favor de la Guardia Nacional porque se apoyarán en esta corporación para dar paz y tranquilidad en las entidades que tienen bajo su responsabilidad.