fbpx

Subastará Senado flotilla de automóviles para generar ahorros: Ricardo Monreal

  • Se han reunido 91 vehículos de una flotilla de 170.
  • Hay una sacudida en la Cámara de Senadores y no nos vamos a detener, ratifica.

El virtual presidente de la Junta de Coordinación Política, Ricardo Monreal, dijo que, como parte del proceso de austeridad, toda la flotilla de automóviles del Senado de la República en la anterior legislatura serán subastados conforme a la Ley para que generar ahorros y que los recursos se reintegren a las arcas del erario federal; aclaró que esta medida no pone en riesgo el funcionamiento de la Cámara Alta.

El coordinador del Grupo Parlamentario de Morena informó que, hasta el momento, se han reunido 91 de 170 vehículos, que fueron utilizados por legisladores y funcionarios de la anterior Legislatura, los cuales serán subastados para generar ahorros en gasolina, seguros, estacionamientos y mantenimiento.

20 automóviles pertenecían a los órganos de gobierno; 33 a los grupos parlamentarios; 23 a las áreas administrativas y parlamentarias, además de que existe una flotilla de 15.

Explicó que normalmente eran usados por funcionarios y legisladores de la pasada Legislatura, y el Senado era quien pagaba su mantenimiento, seguros, gasolinas, estacionamiento y todo lo correspondiente a su funcionamiento; ahora, agregó, cada trabajador, funcionario o senador tendrá que usar sus propios vehículos.

Ante de medios de comunicación, Monreal Ávila comentó que tan sólo en el caso de la Junta de Coordinación Política, su presidente tenía  asignados cuatro automóviles; en tanto, la Mesa Directiva contaba con ocho para vicepresidentes y secretarios.

Dijo que, como próximo presidente de la Junta de Coordinación Política, renunció a utilizar esos autos y precisó que usará su vehículo personal, además de pagar su propio teléfono, comidas y gasolina. También, señaló que no aceptó tener seguridad: “no tengo escoltas ni ayudantía”.

Cada legislador deberá usar su propio teléfono, pagar su propia gasolina y alimentos, sólo contarán con su dieta, que también será disminuida a 103 mil pesos o 105 mil, que será lo único que perciba un senador, acotó.

Dejó en claro que estas medidas no podrán en riesgo el funcionamiento de la Cámara de Senadores y anunció que mañana, el primer tema que se planteará en la Junta a los coordinadores de las otras bancadas, será el plan de austeridad.

“No quiero ser impositivo ni autoritario, quiero platicar con ellos sobre qué es lo que le conviene a la Cámara. Tenemos mayoría, pero no por eso vamos a actuar mayoritariamente, he tenido una buena conversación con ellos y están muy sensibles al tema de la austeridad”, aclaró.

Monreal Ávila expresó que los coordinadores de los demás Grupos Parlamentarios están de acuerdo en hacer un gran esfuerzo. “A todos los veo con buen ánimo, con una buena actitud de construir y conciliar nuestros intereses en bien de la patria y de la sociedad”, acotó.

El Senado y los senadores deben dejar de ser una clase privilegiada, deben de seguir siendo ciudadanos normales y dejar esta cápsula, está clase dorada de privilegios, remarcó.

Precisó que sólo se dejarán dos automóviles para protocolo en el caso de embajadores y algunos de carga para cosas que requiera el Senado, además de que se modernizarán las ambulancias.

Respecto al bono que recibiría cada legislador de la nueva legislatura, por más de 300 mil pesos, afirmó que éste se ha suspendido y no será entregado porque “no puede haber Senado rico para pueblo pobre”.

Señaló que en días anteriores envió un oficio al Secretario General pidiendo que dicho bono fuera eliminado. Sí estaba contemplado en el presupuesto de 2018, pero es un exceso,  cómo puedes justificar que todavía estamos por iniciar la primera Sesión y ya tengas acceso a un carro nuevo de 250 mil pesos, a una computadora de 25 mil pesos y a un bono por inicio de labores por 117 mil pesos, apuntó.

Dijo que no pueden aceptarlo, pues sería incongruente con lo que Morena está postulando; “vamos a eliminar eso, se los aseguro, y vamos a hablar con los otros coordinadores”, expresó.

El senador Monreal Ávila reiteró que su Grupo Parlamentario no puede aceptar esos excesos, “si no sería lo mismo, gatopardismo, simulación, más de lo mismo y no estamos dispuesto a eso”, por lo que los 50 millones que se contemplaron para el bono se reintegrarán al erario en diciembre”.

Insistió en que este año se ahorrará, por lo menos, 30 por ciento de los mil 400 millones que se tienen de presupuesto de septiembre a diciembre.

Destacó que se está dando una sacudida en la Cámara de Senadores y “no nos vamos a detener, no vamos a perder esta oportunidad histórica que la gente nos concedió”. El Senado, dijo, dejará de ser una casa de privilegios y será un Senado austero que va a cumplir con su función, será más cercano a la gente, con mayor sensibilidad frente a las necesidades del pueblo, puntualizó.