fbpx

“Ni una madre más que llore por un hijo desaparecido”: Nestora Salgado

La entrega de constancias de mayoría a los tres senadores electos de Guerrero fue un evento de contrastes que exhibió la algarabía del movimiento popular surgido del campo, el magisterio y el normalismo rural frente a una clase política marcada por el sello de la corrupción y abatida tras la derrota electoral que sufrió el PRI el pasado domingo primero de julio.

Los priistas se presentaron a la sede del Consejo local del Instituto Nacional Electoral (INE), al poniente de esta capital, con el rostro desencajado tras perder dos posiciones del Senado, las nueve diputaciones federales, así como la mayoría de alcaldías y escaños en el Congreso local de esta entidad administrada por el tricolor.

En tanto, la senadora electa postulada por Morena, Nestora Salgado Ramirez, llegó arropada por decenas de candidatos ganadores y lanzó un “ya basta” ante el grave problema de violencia y desaparición de personas, así como la represión contra luchadores sociales.

“Ni una madre más que llore por un hijo desaparecido y tampoco una persona que sea encarcelada injustamente por luchar por sus ideales”, expresó la dirigente de la policía comunitaria de Olinalá tras recibir su constancia de mayoría frente a autoridades electorales y dirigentes de Morena.

Después, en el mismo lugar, el evento del priísta Manuel Añorve Baños se caracterizó por la reaparición pública del exalcalde de Chilapa, Francisco Javier “El Tepache” González García, quien es señalado de presuntos nexos con el narco y acusado como responsable de la imparable ola de violencia que ha dejado una estela de desaparecidos, asesinados y desplazados en este municipio de la región Centro de Guerrero.

García González desapareció de la escena pública en 2015 cuando terminó su administración y abandonó el municipio de Chilapa para refugiarse en el estado de Morelos al amparo protector del su mentor el exalcalde de Acapulco y actual senador electo Manuel Añorve, indican reportes oficiales.

“El Tepache” fue amenazado públicamente de muerte por el grupo delictivo de “Los Ardillos” que dirigen los hermanos del actual diputado local electo del PRD, Bernardo Ortega Jiménez, refieren los mismos informes.

Al acto de Añorve, asistieron varios candidatos a alcaldes y diputados federales, así como locales que perdieron frente al fenómeno electoral de Morena, quienes expresaban un esbozo de alegría cuando vitoreaban al priista que fue electo senador perdiendo la elección.