Garantiza presidente recursos suficientes para la búsqueda de personas desaparecidas

El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que se ha autorizado el presupuesto necesario para la búsqueda de 40 mil personas desparecidas e identificación de 26 mil cuerpos que permanecen en instalaciones forenses en todo el país.

Durante la reinstalación del Sistema Nacional de Búsqueda en el Salón Tesorería de Palacio Nacional, dijo que los recursos serán ilimitados y provendrán de los ahorros resultantes del gobierno de austeridad que encabeza.

“No hay techo financiero. Estamos haciendo un gobierno austero, sin lujos, y los ahorros se destinarán a esta causa justa”, remarcó.

Para este año, el Presupuesto de Egresos de la Federación ha asignado 400 millones 791 pesos para la Comisión Nacional de Búsqueda, de los cuales el 50 por ciento se destinará a las labores de búsqueda en los estados de la República que cuenten con la comisión local de búsqueda donde ya estén integrados.

El mandatario reafirmo el compromiso del Gobierno de México de apoyar a los familiares de las víctimas de desaparición y estableció tres prioridades para este fin.

En primer lugar la consolidación de identificación de cuerpos. Para enfrentar la emergencia forense en el país, es necesaria la creación de un sistema y un Instituto de Nacional de Identificación Forense.

En segundo lugar, el presidente fijó como tope el mes de septiembre para el establecimiento de las comisiones estatales de búsqueda en las 32 entidades federativas, dado que a 47 días del anuncio del plan de implementación de la Ley General en Materia de Desaparición de Personas, solamente se han integrado ocho comisiones locales.

“Ya lo están haciendo algunos estados y hay que reconocerlo, han tomado ya esta iniciativa, ahora vamos a actuar de manera coordinada”, apuntó.

Se comprometió a encabezar en tres meses la evaluación de las estrategias implementadas.

“En tres meses nos vamos a volver a reunir. Voy a estar yo también con ustedes para evaluar (…) para saber cómo avanzamos”, remarcó.

Sostuvo que los desaparecidos representan “la herencia más triste y dolorosa” de la política neoliberal, y diagnosticó a este problema como un asunto más grave que la corrupción y la impunidad.

Afirmó que es necesario actuar con urgencia, “trabajar con absoluta conciencia y responsabilidad” para atenderlo.

“Nunca más situaciones tan lamentables como tener a los cuerpos en camiones recorriendo las calles. Es dantesco e inhumano”, expresó.

El presidente refrendó su promesa de hacer frente a la inseguridad y la violencia a partir del fomento al desarrollo y con oportunidades de estudio y trabajo, más no haciendo uso de la fuerza.

Al mismo tiempo, dijo que como Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas, nunca dará la orden de reprimir al pueblo.

Destacó que la Guardia Nacional está en proceso de conformación con el compromiso de regular el uso de la fuerza y respetar los derechos humanos.

Señaló que los gobiernos anteriores llegaron al extremo de enfrentar la violencia con más violencia porque incumplieron al país y lo desatendieron.