Detonará competitividad la nueva política de salarios mínimos en la Zona Libre de la Frontera Norte: Luisa María Alcalde

  • Generará condiciones para atraer y retener al capital humano en las seis entidades fronterizas

Los 43 municipios de los estados fronterizos entre México y Estados Unidos conforman una zona económica privilegiada que con la Nueva Política de Salarios Mínimos generará condiciones para atraer y retener al capital humano, y al mismo tiempo promover la inversión, afirmó la secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde Luján.

Al participar en el Inicio del Programa de la Zona Libre de la Frontera Norte, Alcalde Luján recordó que el pasado 1 de enero entró en vigor, gracias al consenso inédito entre el gobierno federal, las representaciones de los trabajadores y de los empresarios, el aumento al salario mínimo en la zona que pasó de 88.36 pesos diarios a 176.72 pesos diarios.

El Salario Mínimo General Fronterizo se obtuvo partiendo del anterior SMG de 88.36 pesos diarios, adicionado un incremento nominal en pesos a través del MIR de 79.94 pesos diarios, y considerando el mismo ajuste porcentual inflacionario de 5%.

La  Nueva Política de Salarios Mínimo aplica en las seis entidades del país, por lo que “esto dejó de ser una promesa para convertirse en una realidad”, aseguró la titular de la STPS.

Explicó que esto va de la mano de otras medidas como la disminución de los precios, el ISR y el IVA, las cuales se traducen en múltiples beneficios: Fortalecer el poder de consumo y tanto del mercado interno, que se traduce en beneficios para el mundo de los negocios como para los trabajadores.

La secretaria Luisa María Alcalde Luján destacó esa acción concertada porque se ubica en una de las zonas privilegiadas, por su colindancia con una de las economías más potentes y de consumo del planeta. “Tales peculiaridades hacen que esta zona del continente sea uno de los mercados con mayor potencial para atraer inversiones”.

Aunque reconoció que la frontera es de las más contrastantes del mundo en materia de desarrollo económico y de salarios, la nueva política permitirá “ir cerrando la brecha prevaleciente con el país, que no solo es nuestro vecino, sino también nuestro principal socio comercial. Lo que se requiere es elevar la competitividad y la productividad de este lado de la frontera”.

Indicó que los salarios más competitivos pueden provocar que disminuya la tasa de rotación de las empresas, las cuales no solo reducirán sus costos en reclutamiento y capacitación, sino contribuirán a incrementar su productividad.

En la ceremonia encabezada por el Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, la secretaria Alcalde Luján dijo que en los primeros días de gobierno se corrigieron los criterios de fijación de los salarios mínimos. “Se trata de una nueva política que se fundamenta en tres principios: Responsabilidad y sostenibilidad; diálogo y construcción de consensos con trabajadores y empleadores; pero sobre todo se basa en poner en el centro la dignidad de los trabajadores y sus familias”.

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que en esa zona el IVA se reducirá a 8%; el ISR bajará a 20 %;y desde el pasado 1 de enero, el salario mínimo aumentó a 176.72 pesos.

La secretaria de Economía, Graciela Márquez Colín expresó que el programa de estímulos tiene como objetivo activar el potencial productivo y comercial de la zona, mediante la atracción de inversión y la creación de más y mejores empleos.                                        

Por su parte, el gobernador de Tamaulipas Francisco García Cabeza de Vaca indicó que la entidad seguirá siendo una aliada del gobierno de México, congruente con el orgullo de ser mexicano, franco en su trato y comprometido defensor de los intereses de ese estado.