A partir de este 1º de enero aumenta el salario mínimo en México

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social informó que el salario mínimo vigente tendrá un aumento global del 20 por ciento

El salario mínimo general en la mayor parte del país pasará de 102.68 a 123.22 pesos diarios a partir de este miércoles, esto representa un incremento de 20 por ciento.

La Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) llegó a ese consenso, en colaboración con autoridades federales y representantes de los sectores privado y obrero en semanas pasadas.

El incremento fue determinado a partir del salario de 2019, al cual se le adicionaron 14.67 por ciento a través del llamado Monto Independiente de Recuperación (MIR) y al aplicar un incremento de 5.0 por ciento.

El mayor aumento en los últimos 44 años

Asimismo el salario mínimo vigente tendrá un aumento global de 20 por ciento, el mayor en términos reales en los últimos 44 años, informó en su momento la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

En la Zona Libre de la Frontera Norte pasará de 176.72 pesos vigentes a 185.56 pesos diarios en 2020, cuyo montó se alcanzó después de aplicar un aumento de 5.0 por ciento.

Ese aumento significará una cantidad de 9.4 dólares diarios en aquella zona del país, donde este año se duplicó el salario mínimo general y los profesionales se ajustaron para alcanzar el nivel del general.

El anuncio, hecho el pasado 16 de diciembre, fue bien recibido por prácticamente todos los sectores, con la intención de recuperar el poder adquisitivo de los trabajadores mexicanos.

El gobierno federal, junto con algunos especialistas, aseguró que este ajuste del salario mínimo no tendrá ninguna consecuencia en la formación de precios o en la inflación.

Ello al tener como referencia la experiencia de este 2019, cuando el salario mínimo aumentó 16 por ciento y la inflación se redujo hasta llegar debajo de 3.0 por ciento anual durante noviembre pasado.

Salario mínimo aumenta 20%, lo que significa el mayor incremento en términos reales en los últimos 44 años y con inflación más baja en 4 años

Salario mínimo, base material del mundo laboral, recibirá un incremento del 20% en México. La medida, impensable para los regímenes neoliberales representa el mayor incremento en al menos cuatro décadas.

El hecho, fue subrayado por el vocero de la presidencia en redes sociales.

Jesús Ramírez subraya que se trata del segundo incremento anual a los salarios mínimos.

Y desde luego el hecho histórico no ocurrido en 44 largos años.

Dar vuelta a la página negra

Por su parte María Luisa Alcalde, de la Secretaría del Trabajo, señaló que:

«Con este segundo incremento anual consecutivo al salario mínimo seguimos avanzando para lograr dar la vuelta a una página negra en nuestra historia…»

«…marcada por la contención deliberada del ingreso de los trabajadores y trabajadoras que menos tienen».

Una nueva etapa a tres manos

María Luisa subrayó que ambos incrementos al salario mínimo se hicieron de manera consensuada entre gobierno, empresas y sindicatos.

Eso con el objetivo de saldar » al menos en parte» una deuda histórica con los que viven de su trabajo, indicó.

Mano de obra barata, oferta neoliberal

Durante el periodo neoliberal se buscó que México fuera competitivo a través de ofertarle al mundo mano de obra barata.

El modelo de crecimiento económico que, dicho sea de paso, demostró ser un fracaso, se dio a expensas del ingreso de los trabajadores y de sus familias.

Lo que nos distingue del pasado es que nosotros queremos que México sea una economía cada vez más atractiva para las inversiones, pero ya no en detrimento del bienestar de nuestra gente.

Creemos que nuestra competitividad se sustente en una fuerza laboral que cada vez esté mejor capacitada y con mayor calificación.

Que las relaciones laborales se sustenten en diálogo social y productivo.

Libertad sindical, contratación colectiva y justicia laboral imparcial

Por ello, este acto de justicia es parte de un nuevo modelo de relaciones de trabajo y está en sintonía con la reforma laboral histórica sustentada en la libertad sindical, la contratación colectiva auténtica y un nuevo sistema de impartición de justicia imparcial y eficiente.

Muchos fueron los prejuicios que durante años se señalaron para defender la política de contención salarial, argumentando que generaría inflación y que habría un cauce económico.

Pero tales prejuicios han sido derrumbados en muchos países del mundo y en nuestro país en este año tras la instrumentación de la nueva política de salarios mínimos.

Comparto con ustedes sus principales efectos.

En lo que va de 2019 la inflación no sólo no se ha disparado, sino que ha sido de las más bajas en los últimos cuatro años. Esto rompe con el mito mediante el cual se solía justificar el estancamiento y la pérdida del poder adquisitivo de las y los trabajadores.