Urgente detener la minería a cielo abierto en áreas naturales protegidas

• La diputada Blandina Ramos Ramírez denunció que empresarios tienen concesionadas más de 2 millones de hectáreas en dichas zonas.

• Por ello, presentó una iniciativa de reformas a diversas disposiciones de las leyes Minera y General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente.

La actividad minera a cielo abierto en áreas naturales protegidas no sólo devasta gravemente su flora y fauna, sino además despoja a los pequeños agricultores de sus tierras de cultivo, sin que las autoridades hagan algo para solucionar esta problemática. Por ello, es urgente detener dicha actividad en esas zonas y de ahí que sea una prioridad cambiar las leyes en la materia.

Así lo manifestó la diputada Blandina Ramos Ramírez, al presentar ante el pleno del Recinto Legislativo de San Lázaro, el pasado 18 de abril, una iniciativa de reformas a los artículos 6 y 20 de la Ley Minera, y 46 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente.

“Ahora mismo, los empresarios mineros tienen concesionadas más de dos millones de hectáreas de áreas naturales protegidas. Las actividades mineras, en especial las que se practican a cielo abierto, remueven la corteza vegetal arrasando con plantas y animales”, denunció.

La legisladora federal de Morena explicó que su iniciativa busca que se prohíba la explotación minera a cielo abierto, en particular en esas áreas, porque se contamina el agua y aire al utilizar materiales químicos, como el arsénico, para separar los metales de la tierra.

Agregó que de ser aprobada esa propuesta, se podrá preservar la vida y calidad de los recursos naturales vitales para la vida humana y animal. Además, se pondría un alto a las empresas mineras que han despojado a los campesinos de sus tierras de cultivo.

Ramos Ramírez apuntó que aunque la minería ha sido parte de la historia de México, ésta debe regularse porque ya no se practica de manera subterránea, sino que las empresas lo hacen a cielo abierto para abaratar los costos, pero con ello devastan todo a su paso.

Por último, aclaró que Morena no está en contra de la minera porque es un sector que aporta mucho a la economía del país y genera muchos empleos directos e indirectos.

La iniciativa se turnó a las comisiones de Economía, y Medio Ambiente y Recursos Naturales.