Subraya AMLO que ningún gobierno extranjero debe inmiscuirse en asuntos que corresponde a mexicanos

  • López Obrador asegura que los gobernantes mexicanos y estadounidenses saben que deben actuar con responsabilidad

Simojovel, Chiapas, 27 de enero de 2018.-   Andrés Manuel López Obrador subrayó que ningún gobierno extranjero debe inmiscuirse en asuntos que solo corresponden a los mexicanos.

El precandidato a la Presidencia de la República expresó que “no aceptamos ninguna injerencia ni de Rusia, ni de Estados Unidos, ni de Venezuela, ni de Colombia, de ningún país”.

Durante una entrevista, López Obrador aseguró que los gobernantes mexicanos y estadounidenses saben que deben actuar con responsabilidad y descartó que sea tema los comicios del 1 de julio durante la visita del secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson a México.

Reiteró que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no logrará nada con las amenazas respecto a construir un muro en la frontera con México, porque los mexicanos ya no irán a EU, porque tendrán trabajo y oportunidades en su país.

“Dije ayer y sostengo que Trump cambiará su actitud, porque sin los trabajadores mexicanos no podrían crecer los estadounidenses. Si insiste Trump acudiremos a la ONU y presentaremos denuncia. Lo que no ha hecho Peña Nieto lo haremos nosotros”, declaró.

Expuso que el nuevo gobierno democrático promoverá el desarrollo y creará empleos en las comunidades de México para reactivar la economía y sobre todo sacar adelante al campo, porque “la fábrica más importante de México es el campo”.

Explicó que por décadas se ha abandonado abandono al campo y que cuando triunfe MORENA se sembrarán, en el sureste mexicano, un millón de hectáreas, además de generar 400 mil empleos bien pagados.

“Así vamos a impulsar otros proyectos productivos, para que la gente no se tenga que ir del país”, dijo.

Sostuvo que se ha reunido con pastores evangélicos, sacerdotes, obispos y representantes de todas las religiones y lo seguirá haciendo para que ayuden a orientar a la gente y que no se lleve a cabo la compra del voto durante la elección del primero de julio.

“Hay que orientar para que la gente no se vea en la necesidad de votar por sus verdugos, que el voto sea libre y sea secreto, que las elecciones sean limpias, libres, para eso son esas reuniones”, añadió.

En San Juan Chamula, Chiapas, Andrés Manuel López Obrador mencionó que no han podido frenarlo y por ello están desesperados, están nerviosísimos los de la mafia del poder, porque está arriba con más de 15 puntos de ventaja.

Comentó que ya le mandó a recetar a Peña Nieto el medicamento: “AMLODIPINO”, “AMLO a Los Pinos”, además recordó que se habla que lo ayudan los rusos, pero es pura mentira, porque no necesita recibir ayuda de ningún gobierno extranjero.

“Luchamos por las enseñanzas por Hidalgo, Morelos, Juárez,  Madero, el general Lázaro Cárdenas del Río”, destacó.

López Obrador pidió a los ciudadanos no vender la libertad y que tengan confianza: “yo no voy a traicionarles, porque tengo tres principios que me guían no mentir, no robar, no traicionar al pueblo, no soy como estos corruptos, no me confundan, no soy mentiroso, cumplo los compromisos que estoy haciendo siempre, me pueden llamar peje, pero no soy lagarto”.

Desde los Altos de Chiapas, Andrés Manuel López Obrador informó que este día recorrió Simojovel, Chenalho y concluyó su jornada en Chamula, donde comentó que la asamblea informativa es un “acto de unidad” para hacer el compromiso de sacar a México del atraso en que se encuentra, será un cambio radical.

Aseguró que millones de mexicanos quieren llevar a cabo la cuarta transformación de la vida pública del país y se logrará sin violencia, de manera pacífica, con la unidad de todos los mexicanos y será un cambio ordenado, en beneficio de todo el pueblo, se iniciará una etapa nueva en la vida pública del país.

Comentó que se aplicarán acciones que significarán toda una transformación y la característica principal del próximo gobierno será acabar con la corrupción, desterrar la corrupción, “necesitamos moralizar a México”, porque la corrupción es el principal problema de la nación.

Por eso, dijo, “no nos vamos andar por las ramas, se va a terminar con la corrupción y se va a lograr”, porque la corrupción no se da de abajo hacia arriba, sino de arriba para abajo y depende mucho del proceder del presidente de la República, si el presidente es honesto, tendrán que ser honestos los gobernadores y los presidentes municipales.

En Chamula, las distintas comunidades de tzotziles, lacandones, chamulas, tzeltales y tojolabales, así como los pueblos de México se tienen una gran reserva de valores culturales, morales y espirituales para regenerar al país, todo depende de hacer la convocatoria para poner por delante la honestidad.

Señaló que la honestidad será la piedra angular para el futuro de la nación, la honestidad será como forma de vida y forma de gobierno.

Al desterrar la corrupción, optar por la honestidad, no solo se fortalecerá moralmente al país y se tendrán una imagen mejor en el mundo, sino también se podrá disponer de dinero para sacar adelante al país y se financiará el desarrollo de México.

Asimismo, prosiguió se cortará el copete de privilegios que hay en el gobierno, ganarán más maestros, enfermeras, los médicos, los policías, los soldados, los marinos y aumentará el jornal para el campesino. “Habrá cero corrupción, cero lujos en el gobierno”, expuso.

Planteó que quiere que se haga realidad un sueño que tiene que los jóvenes de los Altos de Chiapas no tengan necesidad de irse a buscar la vida a Cancún o al norte del país o a Estados Unidos, sino que trabaje donde nació, donde están sus culturas.

Señaló que ahora está muy prepotente el presidente de Estados Unidos, Donald Trump diciendo que hará un muro, pero van a cambiar las cosas en México, porque habrá un gobierno honesto, habrá trabajo y ya nadie tendrán que ir a trabajar a EU.

A ver cómo le va a ser Trump, porque quién recogerá las cosechas, ya que es la actual labor que tiene los mexicanos en los Estados Unidos.

Pidió no dejarse engañar, porque en vísperas de las elecciones, los mañosos compran los votos y hay que decirle a la gente que eso que dan es pan para hoy y hambre para mañana y llamó no entregar el voto por una migaja.

Agradeció la presencia de Fernando Coello, quien lo estima mucho y a las autoridades de Chamula que dieron las facilidades para hacer el acto en Chamula, Chiapas.

Para mañana, López Obrador estará en Raudales de Malpaso, Berriozábal y Ocozocoautla, Chiapas.