Sheinbaum advierte posible compra del voto con presupuesto para damnificados

Claudia Sheinbaum Pardo, precandidata de Morena a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, advirtió el posible uso con fines electorales de los ocho mil 792 millones de pesos que se destinaron para la reconstrucción tras el sismo del pasado 19 de septiembre.

Luego de que la Asamblea Legislativa aprobó el presupuesto para 2018, que asciende a 226 mil 851 millones de pesos, con el voto en contra de Morena, la aspirante al gobierno capitalino aseveró que es necesario que las autoridades electorales, federal y local estén pendientes de que dichos recursos no se utilicen para la compra de votos.

Durante un encuentro en el Club de Rotarios, acusó la falta de transparencia en la asignación de recursos, que se originó desde la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa: “Hay una distribución electoral del presupuesto y esto es ilegal”, acusó.

No hay transparencia en la distribución de recursos. La cantidad de recursos que se dan a la reconstrucción a través de la aprobación de la Comisión de Gobierno de la Asamblea es un enorme riesgo”, insistió.

Sheinbaum criticó que hubo una asignación irregular del presupuesto para la reconstrucción para las delegaciones, pues a pesar de que las de Morena fueron de las más afectadas por el sismo de septiembre y tiene más habitantes y necesidades, sólo contarán con recursos por aproximadamente 140 mil pesos, mientras que otras que no resultaron tan afectadas y tienen menos población, alcanzaron montos por hasta 500 mil pesos.

La precandidata de Morena al gobierno capitalino también dijo que ya prepara las propuestas que presentará en las campañas electorales, entre las que destacó las que hará para atender el problema del agua.

Comentó que planteará un proyecto para atender las fugas de agua y el hundimiento del suelo, lo que genera otros impactos negativos como se observó precisamente con los sismos, por lo que dijo que atenderá este mal para el que no se ha diseñado un esquema.

“La ciudad consume 35 metros cúbicos por segundo de agua, de esos, nueve vienen del Cutzamala, y el resto de pozos, tenemos 50 años diciendo que la Ciudad de México se está hundiendo por la sobreexplotación del acuífero, por la compactación de arcillas, porque estamos extrayendo más agua de la que se está infiltrando, y que no podemos diseñar un esquema con el Estado de México, con la Federación, que diga que en 15 años dejará de hundirse”, aseveró.