Ricardo Anaya y familiares se hicieron de 308 mdp en propiedades en 14 años

En los últimos 14 años, suegros, familiares y el presidente del PAN, Ricardo Anaya, lograron ampliar un imperio inmobiliario, al pasar de 4 a 17 empresas e incrementar de seis inmuebles, que tenían un valor de 21.9 millones de pesos, a 33 con un valor aproximado de alrededor de 308 millones de pesos, un crecimiento de mil 304% sólo en propiedades

En una nota publicada en primera plana por El Universal, exhibió el crecimiento del patrimonio del dirigente del PAN, Ricardo Anaya, y de su familia. Señala que Anaya y su familia tienen inmuebles por 308 millones de pesos, en 14 años, pasaron de seis a 33 propiedades.

Y detalla que “en los últimos 14 años y de la mano del presidente del PAN, Ricardo Anaya Cortés, sus suegros, Donino Ángel Martínez Diez y Maribel Natalia Franco, lograron ampliar un imperio inmobiliario, al pasar de 4 a 17 empresas e incrementar de 6 inmuebles, que tenían un valor de 21.9 millones de pesos, a 33 con un valor aproximado de alrededor de 308 millones de pesos, un crecimiento de mil 304% sólo en propiedades.

La investigación de El Universal, indica que “comprobó que el propio Anaya; su esposa, Carolina Martínez Franco; sus suegros, Donino Ángel Martínez Diez y Maribel Natalia Franco, y sus cuñados, José Ángel y Natalia, forman parte de este conglomerado. También participan sus concuños Ivonne Margarita Vera y José Luis Sáinz; los hermanos de su suegro, Jesús, Manuel Alonso, Mercedes, José Manuel y José Luis, y sus primos políticos, Lorena, Diego Martínez Rodríguez y María Rosa Rodríguez, quienes son dueños o accionistas de 17 empresas en diferentes ramos como el de la construcción, e inmobiliario, hoteles, restaurantes y comercios”.

“La riqueza de la familia política de Anaya comenzó a crecer justo cuando fungió como secretario particular y coordinador de Desarrollo Social del entonces gobernador de Querétaro, Francisco Garrido Patrón (PAN), de 2003 a 2009. En ese lapso, su suegro pasó de administrar modestos hoteles y restaurantes a incursionar en la industria inmobiliaria constituyendo cinco nuevas empresas y adquiriendo 16 nuevas propiedades”, apuntó.

En su declaración 3de3 Anaya reportó ser accionista de dos de las 17 empresas: Cintla, con 50%, y Juniserra, con 42%, en noviembre de 2016.

Algunas de las empresas involucradas son Hagmar SA de CV, en el Estado de México, dedicada a la explotación mercantil de restaurantes con venta o sin venta de vinos, licores, cervezas, cigarrillos y artículos de consumo; Flamitec SA de CV, en Querétaro, de explotación de hoteles y restaurantes; Desarrollo Flamingo SA de CV, también en Querétaro, dedicada a la operación de hoteles, restaurantes; comercializadora Hidalpar SA de CV, en Querétaro; Operadora Hidalgo, también en Querétaro y con el giro de explotación de hoteles, restaurantes y cafeterías, entre otras.

Además, Alapas SA de CV, enfocada a la operación de hoteles y restaurantes; Manjur, SA de CV, dedicada a todo tipo de construcción; Desarrollo Comercial Acueducto SA de CV, dedicada a la construcción; Inmobiliaria Real Jacal SA de CV, con el giro de compra-venta, operación y arrendamiento, y Pirabosco SA de CV, dedicada a la compra-venta, fraccionamiento y loticación de toda clase de inmuebles, todas en Querétaro.

Respecto a las propiedades, destacan la compra de un terreno donde hoy se encuentra la Plaza Revolución y una casa de 14 millones de pesos adquirida por la empresa Alapas SA de CV.

En 2008, el suegro de Anaya adquirió los primeros terrenos del Conjunto Santiago, donde se encuentran los locales de la empresa Cintla SA de CV, así como las instalaciones del Instituto Electoral del Estado de Querétaro.

En el último año de Anaya en el gobierno estatal, su familia adquirió por transmisión accionaria una propiedad que se convertiría en su negocio más rentable: Plaza Juriquilla. Más de 120 locales, que valían inicialmente 26 millones de pesos, administrado por la empresa familiar Desarrollo Acueducto SA de CV.

Mientras Anaya fungía como subsecretario de Turismo en el gobierno federal, su cuñado, José Ángel Martínez Franco, compró el hotel “Madero” por 8.5 millones de pesos, a través de Gromacen SA de CV. Cinco años después, siendo diputado Federal, Pirabosco adquirió un terreno de 16.6 millones de pesos.

Una vez que Anaya fue nombrado líder del PAN, las adquisiciones no sólo continuaron, sino que incrementaron su valor de manera significativa. A inicios de 2015, Donino, su esposa y un grupo de socios adquirieron un terreno rural con valor de 20 mdp.

En agosto de 2015, Donino, asociado con familiares y terceros, compró un predio en 83.1 mdp con una extensión de casi 70 mil metros cuadrados en el Ejido la Purísima. Un mes después, junto con su esposa y hermano, adquirió otro terreno rural por 15.8 mdp.

En total, la familia de Anaya posee ahora 33 propiedades con valor de 308 mdp.

Anaya se defendió de las acusaciones en un comunicado que emitió su partido la mañana de este miércoles, el cual precisamos que recibió un mensaje con la amenaza de que le harían un escándalo público con información difamatoria sobre un supuesto crecimiento irregular del patrimonio de su familia política.

Ayer, Ricardo Anaya, acompañado de liderazgos panistas, ofreció una conferencia de prensa y denunció las amenazas recibidas y señaló que el PAN no dará ni un paso atrás en este tema, y agregó: “pueden amenazar todo lo que quieran con difamarme en lo personal, con difamar a mi familia, pero con ello no nos van a detener, vamos a ir hasta las últimas consecuencias”.

Aseguró que el patrimonio del suegro y del resto de su familia política se forjó al amparo de su participación en el servicio público es, además de falso, una completa infamia.