New York Times crítica administración de Peña

EPN_noresteinformativoEl presidente Enrique Peña Nieto será recordado por eludir a toda costa la rendición de cuentas durante su administración, sentenció el diario estadounidense The New York Times, en su edición de este lunes 4 de enero.

En su editorial, el diario afirma que Peña Nieto no será recordado como el “líder transformador”, sino “como un político que eludió la rendición cuentas a cada paso”.

The New York Times añade que la administración de Peña Nieto ha tratado de esconder, rápida y sistematicamente, “verdades feas”, al tiempo que trata de minimizar los escándalos que ha enfrentado el priista Enrique Peña Nieto.

Bajo el título “México obstinadamente se resiste a la rendición de cuentas”, el diario estadounidense pone de ejemplo en el editorial el escándalo de la “Casa Blanca”, donde se vio envuelto Peña Nieto y que fue fue investigado por un “amigo” del mandatario.

“Sin sorprender a nadie, el resultado de la investigación no encontró evidencias de faltas cometidas por el presidente. Los periodistas, pese a un meticuloso e impecable reporteo, perdieron su trabajo”, señala el texto.

Además, el diario añade a la lista de escándalos la fuga del narcotraficante Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, donde “el gobierno argumentó que Guzmán escapó por un túnel que cavaron sus cómplices sin que lo supieran los funcionarios de la prisión, desestimando la posibilidad de que ‘El Chapo’ hubiese recibido apoyo desde dentro”.

Y advierte que la explicación sobre la fuga del narcotraficante aún continúa pendiente: “Mientras algunos funcionarios fueron detenidos como resultado de la fuga, el gobierno aún no ha explicado las inconsistencias.”

The New York Times alertó en su texto que es aún más “preocupante” la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa e indica que el gobierno de Peña Nieto ha insistido en imponer su versión de los hechos.

“Para aumentar el escepticismo del público, el gobierno ha rechazado repetidas peticiones para que un equipo internacional (expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos) interrogue al personal militar que estaba cerca del lugar donde ocurrió la desaparición”, señala.

“No es demasiado tarde para que el gobierno reconozca que su investigación no sirve y para dar a los investigadores internacionales el acceso sin restricciones al personal gubernamental. Eso puede ser muy poco para salvar la reputación de Peña Nieto. Pero es lo menos que puede hacer por las víctimas de una de las peores atrocidades contra los derechos humanos de México en la historia reciente”, concluye el texto.