Manifiesta AMLO que no tiene ninguna diferencia, ni pleito con los que son verdaderamente empresarios de México

  • Expresa que siempre estará abierto al diálogo, es amor y paz, amor y paz
  • Asegura que se podría reunir con los de la mafia del poder “siempre y cuando se respete el Estado de Derecho”

Progreso, Yucatán, 04 de mayo de 2018.-   Andrés Manuel López Obrador manifestó que no tiene ninguna diferencia, ningún pleito con los que son verdaderamente empresarios de México, pero hay algunos que tienen intereses económicos y políticos, y están provocando este enfrentamiento que “yo les diría que es artificial”.

“Es parte de la propaganda en contra nuestra, nosotros respetamos mucho a los empresarios de México, me reunido con todos los empresarios, con los comerciantes, con los empresarios de los municipios, de los estados del país”, indicó el candidato presidencial por la coalición “Juntos haremos historia”.

Agregó que hay un grupo que no quieren el cambio, porque se han beneficiado de la política de pillaje y de saqueo, ellos han sacado provecho personal y no quieren como lo dijo ayer dejar de robar y no quieren dejar de mandar, quieren seguir teniendo el privilegio de mandar.

“Entonces están muy nerviosos, desesperados, porque la gente quiere un cambio verdadero, pero lo único que puede decir es que soy respetuoso de los empresarios, que no tengo problemas con los empresarios, que no tengo pleito con los empresarios”, expuso.

A la pregunta de los reporteros que si no tiene pleito con ningún empresario, López Obrador insistió que no tiene problemas con los que verdaderamente son empresarios, con los que no trafican con el poder, que no se han hecho inmensamente ricos al amparo del poder.

“El que invierte, el que genera empleos, el que apoya el desarrollo el país y lo hace de manera honrada merece respeto, yo estoy en contra de la riqueza mal habida, estoy en contra de la corrupción, no en contra de los empresarios”, explicó.

A la pregunta de los reporteros que si no fue un exceso el responderle a ese grupo de empresarios, López Obrador dijo que no, es que de vez en cuando hay que hacerles ver, tienen que comprender que no son los dueños de México, que es el pueblo de México, el único amo que existe en el país.

Señaló que es una arrogancia el que se estén uniendo una cúpula y que quieran detener, frenar el cambio en el país, luego de que ellos han llevado a México a esta grave crisis económica y de bienestar social.

“Pero ahora de manera mañosa, deshonesta, están queriendo decir que estamos nosotros en contra de los empresarios, de todos los empresarios, no es cierto, estamos en contra de la mafia del poder”, mencionó.

A la pregunta de los reporteros qué si hay salida con este pequeño grupo, el candidato presidencial expresó que siempre estará abierto al diálogo, es amor y paz, amor y paz.

López Obrador aseguró que podría reunirse con el grupo de la mafia del poder “siempre y cuando se respete el Estado de Derecho, se haga el compromiso de que no seguirán medrando al amparo del poder público, se hagan negocios legales y que no se utilizará el tráfico de influencia.

A la pregunta qué si se sentaría con los de la mafia del poder a riesgo de perder la cartera, el candidato presidencial respondió que sí, con todos me reúno, no hay ningún problema, no tengo enemigos, tengo adversarios.

Recordó que el empresario Claudio X. González viene desde la época de Carlos Salinas, fue asesor económico de Salinas, es un grupo que se ha beneficiado mucho con la política de pillaje. “También los comprendo, ellos quisieran que continuarán este régimen podrido, corrupto, pero ya la gente no quiere que siga lo mismo”.

Sobre si acudirá al encuentro organizado en junio sobre Consejo Mexicano de Negocios, López Obrador respondió que si lo invita va, sin ningún problema, “yo siempre digo lo que pienso, no tengo un doble discurso, no soy hipócrita”.

A la pregunta de los reporteros sobre que hoy el escritor peruano Mario Vargas Llosa dice que podría ser un desastre si llega a la Presidencia, que no llegaría una catástrofe, pero sí un desastre, Andrés Manuel López Obrador respondió que Vargas Llosa es un buen escritor, pero un mal político.

Recordó que ya había comentado que para abril o para mayo los candidatos de la mafia del poder se iban a unir en contra suya, “¿y en qué mes estamos”.

Dio a conocer que le dio mucho gusto que Manuel Espino y Germán Martínez hayan tomado la decisión de unirse al movimiento que encabeza.

En Progreso, Yucatán, López Obrador nombró al ex presidente del PAN Manuel Espino Barrientos como coordinador de organizaciones sociales y civiles en su campaña para consolidar el movimiento que encabeza con la finalidad de lograr transformación la vida pública de México.

Indicó que el ex panista Germán Martínez también se unió y dijo que muchos panistas, priistas se integran en este movimiento, les dio la bienvenida.

Desde histórico y bello puerto Progreso, López Obrador detalló que Germán Martínez tuvo un maestro, un ideólogo del PAN, Carlos Castillo Peraza, quien tenía pensamiento democrático y también se salió del PAN.