Mancera pide renuncia a Torruco por “asesorar” a López Obrador

Miguel Torruco Marqués dejó de ser secretario de Turismo de la Ciudad de México, luego de que el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa, le pidió la renuncia tras hacerse público que es asesor del presidente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador.

“Yo siempre creo que las personas tienen la libre decisión de estar en la actividad que crean que mejor les funciona, y aquí, en el Gobierno de la Ciudad de México, nadie está a fuerza”, manifestó el titular del Ejecutivo local al preguntarle sobre su decisión.

Ayer por la mañana, Mancera Espinosa informó vía telefónica a Torruco Marqués de su decisión, quien para el mediodía ya había entregado su renuncia y se había separado oficialmente del cargo que ocupó desde el inicio de esta administración.

Entrevistado en el Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano capitalino, conocido como C4, el mandatario advirtió que la ciudad requiere de funcionarios concentrados en la tarea de gobierno al ciento por ciento.

El mandatario reconoció el trabajo de Torruco Marqués al frente de la dependencia: “él realizó una muy buena labor para el turismo de la ciudad; le reconocemos todo el servicio prestado a la Ciudad de México”.

Sin embargo, precisó que la responsabilidad de gobierno requiere una dedicación al ciento por ciento, por lo que es incompatible que continúe en el cargo si tiene otras actividades, por lo que le deseó éxito en sus nuevas funciones.

“Tuvimos una plática y en ese sentido así fue como lo establecí (pedirle la renuncia)”, explicó, y reiteró a todo su gabinete que la prioridad es el Gobierno de la Ciudad de México, por lo que deben ser servidores públicos comprometidos y de tiempo completo.

Por lo pronto, agregó, la Secretaría de Turismo tendrá un encargado de despacho en tanto se define al sustituto de Torruco Marqués, lo cual, dijo, se resolverá esta misma semana.

Asimismo, el Gobierno de la Ciudad informó que dará continuidad a la Declaratoria de prioridad de la actividad turística como política del gobierno, al considerarla como un componente estratégico para el crecimiento y bienestar de los habitantes de la capital del país.