Llama EZLN a no abandonar la lucha contra avance capitalista

moises2El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) llamó a la unidad a los pueblos originarios de México porque “está extendida la destrucción que hacen los capitalistas en contra de la madre tierra y eso significa que seremos destruidos también”.

En un comunicado leído por el subcomandante Moisés durante los trabajos del quinto Congreso Nacional Indígena, agregó: “Hoy no nos queda de otra, más que fajarnos en organizarnos nosotros mismos los pueblos originarios del campo y de la ciudad”.

En el marco del 20 aniversario de la fundación del Congreso Nacional Indígena (CNI), afirmó que “con el sistema capitalista en que vivimos no vendrá nada bueno para nosotros los pueblos pobres del campo y la ciudad” y “no habrá nada para nosotros de lo que queremos y lo que necesitamos, en los partidos que ya hay, ni en los dizque nuevos que vendrán, porque son los mismos que se brincan de un partido a otro”.

Sostuvo que “hoy más que nunca nos necesitamos de estar unidos, campo y la ciudad. Nuestra trinchera de lucha, trabajo y organización, es donde vivimos en cada pueblo y luego en cada nación, en cada tribu, en cada barrio, como pueblos originarios”.

Remarcó: “Los barrios, tribus, naciones y pueblos originarios, ya no tenemos dónde refugiarnos. Somos atacados en el campo y en la ciudad, nadie tendrá dónde refugiarse”.

El EZLN recordó que “en estos días cumple 20 años una luz que nació en sus manos de los pueblos originarios de esta tierra llamada México. Esa luz que se llamó y se llama CNI. En ese nacimiento tuvimos el honor de estar presentes, por medio de nuestra inolvidable compañera comandanta Ramona, en donde juntos, pueblos, naciones, tribus y barrios de pueblos originarios, encendimos esa luz de organización, de lucha y trabajo y de un largo caminar de pelea con resistencia y rebeldía”.

Durante los trabajos del Quinto Congreso Nacional Indígena que se realizan en las instalaciones del Centro Indígena de Capacitación Integral (Cideci-Unitierra), con sede en esta ciudad, dijo que “a lo largo de 20 años de lucha contra del mal sistema capitalista y sus gobernantes, sólo hemos recibido desprecio, represión, despojo y explotación, cárceles, asesinatos y desapariciones, engaños y manipulaciones”.

Recordó a “nuestra finada comandanta Ramona, al tata grande Juan Chávez, al mayor insurgente honorario Félix Serdán, al compañero Ramiro Taboada, al hermano Efrén Capiz, y a los nombres que toman las ausencias que hoy y siempre nos duelen: las mujeres indígenas, la juventud indígena, los adultos y ancianos originarios, nuestros más grandes sabedores y sabedoras, los migrantes indígenas, todos, todas las desaparecidas, asesinadas, maltratadas, humilladas, prostituidas, olvidadas, materia del escarnio, la burla y el desprecio”.

Manifestó que “hace 20 años dijimos que tenemos que construir nuestro propio camino, nuestro propio destino, donde haya libertad, justicia y democracia”, porque “ya no hay ni un tantito nada de que confiar en este sistema capitalista en que vivimos. En el diálogo nos conocimos, el diálogo que exigió al pueblo de México que dialogáramos con el mal sistema hecho gobierno, que no cumplió su palabra”.

Dirigiéndose al CNI, el EZLN subrayó: “Hoy más que nunca necesitamos que continuemos la lucha de como la hicieron nuestros antepasados, resistencia y rebeldía, pero ahora por un cambio de verdad que necesitamos los pobres del campo y la ciudad. Necesitamos construir nosotras y nosotros mismos el mundo que queremos. Pensamos que en eso debemos estar dedicados nuestros esfuerzos y nuestros sacrificios, en trabajar y en organizarse, para saber qué hacer en el momento necesario”.

El Quinto Congreso Indígena fue convocado por el EZLN y el CNI.