Hijo de Salinas de Gortari es miembro de secta que abusó de mujeres

La secta llamada Nxivm se vende como un programa de entrenamiento para “empoderar a las mujeres” pero en realidad, las utiliza e incluso, las ha marcado con hierros calientes. 

El diario estadounidense The New York Times, publicó este martes una investigación firmada por Barry Meier, donde revela la operación de una secta llamada Nxivm (“nexium”), la cual se venden como una opción para empoderar a las mujeres pero que en realidad las utilizaba e incluso llegó a marcarlas con hierros calientes

El grupo fue fundado en 1990 por Keith Raniere en el condado de Albany, Nueva York. Ofrecen Programas de Éxito Ejecutivo con una técnica llamada “investigación racional” y operan en Canadá, Estados Unidos y México.

En el país, Carlos Emiliano Salinas Occeli, hijo del expresidente Carlos Salinas de Gortari, es parte del Excecutive Succes Program (ESP) que, a su vez,  es parte de Nxivm.

Emilio coordina In Lak’ Ech por la Paz, una iniciativa ciudadana que, según su página en internet, se basa en los postulados de Raniere para “restablecer la paz en México a través del fortalecimiento de la sociedad civil”.

El 23 de abril de 2012, el columnista de La Jornada, Julio Hernández López, describió así a Emiliano Salinas Occelli:

“El representante en México de NXIVM es el economista del ITAM, con doctorado en Economía en Harvard, Carlos Emiliano Salinas Occelli, quien en 2010 dio en San Miguel Allende una plática sobre el citado programa de autoayuda personal durante un encuentro denominado TED’x, del cual se colocó un video”.

La plática de Emiliano Salinas “se tituló Se buscan Ghandis, y propone que los mexicanos no se especialicen en asumirse como víctimas y que se busque restablecer la paz en el país mediante el fortalecimiento de la sociedad civil para transformar la violencia con compasión. Tal es la esencia del Movimiento In Lak’ Ech por la Paz AC, concepto creado por Rainiere y operado por ESO para difundir a Nxivm y al gurú internacional en jefe (http://inlakech.mx/). La ONG fue dada a conocer públicamente el 7 de noviembre de 2008 en una nota de Club, el suplemento de sociales del diario Reforma (http://bit.ly/IeEefU )”, escribió.

El reportaje de The New York Times revela que, para entrar a la secta, las mujeres eran obligadas a entregar a los reclutadores fotografías desnudas a modo de “garantía” de mantener en secreto al grupo, así, si después quería revelar su existencia, las imágenes serían difundidas públicamente.

Además, a las reclutadas se les obligaba a hacerse una especie de marca o tatuaje cauterizado debajo de la cadera.

Según la investigación, las víctimas, tenían entre 30 y 40 años, y se estima que desde finales de 1990 cerca de 16 mil personas se han inscrito a los cursos ofrecidos en NXIVM.

Además, hay personas que se involucraron tanto que renunciaron a sus carreras, familiares y amigos para convertirse en seguidores fieles de Keith Raniere.

Algunos exmiembros revelaron que Raniere tuvo relaciones sexuales con sus seguidores e instó a las mujeres a seguir dietas excesivas para lograr el tipo de físico que consideraba atractivo.