Dice AMLO a Cienfuegos y a Soberón que es incorrecto resolver la inseguridad con la consigna ojo por ojo, diente por diente

  • “La política se inventó para evitar la guerra; la paz y la tranquilidad son frutos de la justicia, pero ojo por ojo, diente por diente, nos dejaría ciegos o tuertos o chimuelos y no resuelve el problema”, expresa
  • Añade que habrá mando único y una guardia nacional integrada por todas las corporaciones policiacas, elementos del Ejército y de la Marina
  • Manifiesta: “no descartó que se cometa a discusión que se consulte al pueblo sobre la posibilidad de una amnistía para lograr la paz, ya no queremos la guerra, queremos la paz en el país”.

Desde la región del Istmo de Tehuantepec, Oaxaca, Andrés Manuel López Obrador dijo al general Salvador Cienfuegos y al almirante Vidal Soberón que es incorrecto pensar resolver un problema como el de la inseguridad y de la violencia con la consigna de “ojo por ojo, diente por diente”.

“La política se inventó para evitar la guerra; la paz y la tranquilidad son frutos de la justicia, pero ojo por ojo, diente por diente, nos dejaría ciegos o tuertos o chimuelos y no resuelve el problema”, expresó.

Puntualizó que difiere de lo que ayer declararon en su contra los secretarios de la Defensa, Salvador Cienfuegos Zepeda y el de Marina, Vidal Francisco Soberón Sanz, “sé que les ordenaron lanzarse en contra nuestra, pero siempre digo lo que pienso”.

López Obrador pronunció que no pueden decir quienes ahora lo cuestionan que lo han hecho bien, ahí el resultado, desde que le pegaron una garrotazo a lo tonto al avispero, se registró 230 mil asesinatos, más de un millón de víctimas de la violencia, México segundo lugar en el mundo en violencia.

“Esta absurda e inhumana estrategia la comenzó  (Felipe) Calderón  y la siguió (Enrique) Peña, el resultado es que hay 74 homicidios diarios en el país, no vamos a continuar con esa estrategia, vamos a aplicar una nueva estrategia para garantizar la paz y la tranquilidad, y me siento con la capacidad y con la experiencia para resolver este problema que tanto preocupa a los mexicanos”, indicó.

Señaló que aunque los secretarios de Defensa y de Marina no les parezca, pero el próximo comandante de las Fuerzas Armadas del país nunca va a dar a orden de reprimir al pueblo de México, y aclaró que “vamos a explorar todas las posibilidades, todas las opciones, vamos a atender las causas”.

Detalló que se rescatará al campo del abandono, habrá fuentes de empleo, se garantizará a los jóvenes los derechos al estudio y al trabajo, así como se asumirá el mando, el próximo presidente de México va a coordinar todos los días las acciones  de seguridad como sucedió cuando fue jefe de Gobierno del Distrito Federal.

Indicó que todos los días a las seis de la mañana se reunirá con el gabinete de seguridad: los secretarios de la Defensa, la Marina, de Seguridad Pública, de Gobernación; el procurador, y también se invitará, en ocasiones, a gobernadores, presidentes municipales, se recibirá el parte de la policía, del Ejercito y de la Marina, así como se tomará decisiones.

“No se va a delegar este asunto que tanto le importa al pueblo de México”, comentó al adelantar que se integrarán todas las corporaciones policiacas, el Ejército y la Marina, se terminará la dispersión y el desorden que hay en la actualidad.

Añadió que habrá mando único y una guardia nacional integrada por todas las corporaciones policiacas, elementos del Ejército y de la Marina, “lo más importante de todo es garantizar la tranquilidad y la paz de nuestro país”.

Indicó que se consultará a los ciudadanos sobre este tema, lo que convenga, “yo soy libre, independiente, no estoy sometido a ningún grupo de intereses creados, y al que no les guste, a los delincuentes comunes  y a los delincuentes de cuello blando, vamos a tomar decisiones que beneficien al pueblo de México”.

Aseguró que el único amo que tendrá el próximo gobierno es el pueblo de México y se explorarán todas las posibilidades, “no descartó que se cometa a discusión que se consulte al pueblo sobre la posibilidad de una amnistía para lograr la paz, ya no queremos la guerra, queremos la paz en el país”.

Previamente, planteó: “Yo sostengo que por la corrupción que impera, que reina en nuestro país se desató la inseguridad y la violencia, y que ha resultado fallida la estrategia que se ha venido imponiendo de querer resolver un problema que se originó por el abandono del pueblo, querer enfrentar ese problema solo con el uso de la fuerza”.

Manifestó que no se puede enfrentar la violencia con la violencia, no se puede apagar el fuego con el fuego, no se puede enfrentar el mal con el mal y anunció que el triunfo del movimiento que encabeza cambiará la estrategia del combate contra delincuencia, no se seguirá con la política coercitiva, se terminarán las masacres.

En otro tema, López Obrador manifestó a los oaxaqueños que no están solos, fueron afectados por los sismos tanto en Oaxaca como en Chiapas, y el gobierno inició con bastante despliegue y publicidad, pero pasó el tiempo y ya no se expresa ese apoyo de los primeros días.

“Ya lo sabíamos que iba a pasar el tiempo y se iban a olvidar de los damnificados del Istmo, por eso venimos a decirles que al triunfo de nuestro movimiento se va  llevar a cabo una verdadera reconstrucción del Istmo de Tehuantepec. Vamos a atender a los damnificados de los sismos y a los damnificados de siempre por la pobreza y por la marginación, que desgraciadamente es la mayoría de nuestro pueblo”, agregó.

Explicó que el nuevo presidente de México gobernará de manera distinta, diferente, y primero se terminará con la corrupción que es lo que más daña, afecta al Istmo, a Oaxaca y al país.

Por la tarde, Andrés Manuel López Obrador estará en Juchitán de Zaragoza y Santo Domingo Tehuantepec, Oaxaca. Para mañana, visitará Santa María Huatulco, San Pedro Pochutla y Villa de Tututepec de Melchor Ocampo, Oaxaca.