Asegura AMLO que va muy bien, porque trae 52 por ciento de intención de voto

  • “Vamos a darle atención especial al sureste que se ha quedado en el abandono”, explica

Salina Cruz, Oaxaca, 30 de mayo de 2018.-   Andrés Manuel López Obrador aseguró que va muy bien y un ejemplo es que este día en el periódico Reforma publica una encuesta en donde trae 52 por ciento de intención de voto, tiene 26 puntos de ventaja, ganará 2 a 1.

Desde el Istmo de Tehuantepec, el candidato por la coalición “Juntos haremos historia” a la Presidencia de México expresó que va muy bien, porque hay un despertar ciudadano, no solo como antes en el sur, sureste y centro del país, sino también se gana en los estados del norte de México, esa es la novedad, lo nunca visto.

“Ya el pueblo está decidiendo a favor de un cambio verdadero, nosotros no debemos de actuar con arrogancia, con prepotencia, tenemos que seguir actuando con humildad, con sencillez, el poder es humildad, el poder solo tiene sentido y se convierte en virtud cuando se pone al servicio de los demás”, explicó.

Dijo que se logrará un cambio verdadero, pacífico, sin violencia, ordenado, sin derramamiento de sangre, pero al mismo tiempo radical y que nadie se asuste, porque se arrancará de raíz el régimen corrupto, de injusticias y de privilegios, ya el gobierno no estará secuestrado por una mayoría rapaz.

“El gobierno va a representar a todos los mexicanos, a ricos y a pobres, se a cabo el gobierno faccioso y corrupto de la mafia del poder”, aseguró.

Pidió a los oaxaqueños votar parejo por los candidatos de la coalición “Juntos haremos historia” como son los candidatos al Senado: Susana Harp y Salomón Jara, porque es para transformar al país.

Llamó a los candidatos de la coalición “Juntos haremos historia” a visitar, casa por casa, para organizar al pueblo para evitar la compra del voto, el tráfico con la pobreza de la gente, y pidió la unidad de los mexicanos.

Convocó a cuidar los votos, porque son muy mañosos y “gallina que come huevo, ni que le quemen en el pico” y dijo una consigna: “¡compañero, escucha, en la hamaca no se lucha!”.

En Ixtepec y en Salina Cruz, Oaxaca, Andrés Manuel López Obrador explicó que el Istmo de Tehuantepec, Oaxaca es la cintura de la República Mexicana, el punto más angosto, son cuando mucho 300 kilómetros en línea recta y el cual servirá para unir los países de Asia con la costa este de Estados Unidos, porque está saturado el Canal de Panamá.

Anunció que para lograr dicho objetivo se construirá una vía para el ferrocarril de carga de contenedores y se rehabilitarán los dos puertos de Salina Cruz y Coatzacoalcos, con ello, se podrá trasladar mercancía del Pacífico hacia Estados Unidos.

Agregó que se reconfigurarán, se modernizarán las dos refinerías de Salina Cruz y Minatitlán. Destacó que en todo el corredor del Istmo de Tehuantepec se pondrán empresas y fabricas para que haya trabajo, se darán facilidades fiscales.

“Este es un proyecto que vamos a llevar a cabo consultado a las comunidades, no se va a comprar las tierras”, expresó al decir a los campesinos que no vendan sus tierras, porque están incluidos en el proyecto, “no es comprarle la tierra y hacerlos a un lado, no, van a ser socios del proyecto”.

“Va a ser una sociedad entre iniciativa privada, inversión pública y sector social de la economía” “vamos a darle atención especial al sureste que se ha quedado en el abandono”, explicó.

Asimismo, se comprometió a terminará la carretera Oaxaca al Istmo de Tehuantepec y apoyará con un programa de construcción a los damnificados de los sismos.

Adelantó que ganará la Presidencia de México y como presidente electo regresará tanto a Ixtepec como Salina Cruz para traerles el proyecto de transformación del Istmo de Tehuantepec con previa consulta a los oaxaqueños para que se lleve a cabo el programa con el pueblo y en beneficio del pueblo.

Informó que la mitad de lo que recibe el partido político MORENA para el gasto de campaña lo ha dado para los damnificados.

En Salina Cruz, López Obrador que los trabajadores petroleros en activo mantendrán sus trabajos, habrá democracia sindical, no habrá cacicazgos en el manejo de los sindicatos, los dirigentes seccionales serán la partir de lo que quieran los trabajadores, con voto secreto.

Ante los oaxaqueños de Ixtepec y Salina Cruz, Oaxaca, López Obrador se comprometió a no fallarles, ni a decepcionarles, porque tiene tres principios que lo guían: no mentir, no robar y no traicionar al pueblo, y así seguirá.

Mencionó que cumplirá con sus compromisos como acabar de la corrupción, porque da pena, es una vergüenza que México tenga el primer lugar de corrupción en el conteniente americano, porque dan un mal ejemplo los políticos corruptos, pero eso se terminará.

Señaló que mejorará la imagen y se moralizará el país, así como se finalizará la corrupción, el presidente de México tendrá que dar el ejemplo, porque la corrupción no se da de abajo para arriba, sino de arriba para abajo, si el presidente es honesto tendrán que ser honestos los gobernadores y los presidentes municipales.

Dijo que sus adversarios le reconocen que es necio y terco, y ya se le metió en la cabeza terminar con la corrupción, “me canso, ganso”, y con eso no habrá necesidad incrementar los impuestos, ni endeudar al país, menos que haya gasolinazos, porque se contará con presupuesto.

Expuso que habrá un gobierno austero, no habrá privilegios, ni sueldos elevados para los altos funcionarios públicos, se bajarán los sueldos de los de arriba para subir los sueldos de los de abajo, ganarán más los maestros, las enfermeras, los policías.

Adelantó que comenzará dando el ejemplo, porque ganará menos de la mitad de lo que actualmente gana Enrique Peña Nieto, sin compensaciones.

Dicen mis adversarios que eso es populismo, “miren me tienen sin cuidado, para todo sacan lo del populismo, ni siquiera saben de lo que se trata, es como algo que da miedo, no me importa, si bajar los sueldos de los de arriba para aumentar el sueldo de los de abajo es ser populista que me apunten en la lista, no me genera ningún problema”.

Señaló que en realidad es justicia laboral y eso habrá en el próximo gobierno, ni utilizará el avión de Enrique Peña Nieto de 7 mil 500 millones de pesos, porque no es acomplejado y es una vergüenza habiendo tanta pobreza en el pueblo.

Anunció que venderá los 118 helicópteros y los 54 jets que utilizan los políticos picudos y corruptos.

Comentó que el gobierno de México quiere comprar 8 helicópteros para la Secretaría de Marina al gobierno de Estados Unidos en 25 mil millones de pesos, “nosotros no queremos la guerra, ni el armamentismo, queremos la paz, esa compra se va a cancelará”.

Con los 25 mil millones de pesos, dijo, se apoyará al pueblo para que haya educación y trabajo para el pueblo, porque la paz se consigue con trabajo y bienestar para el pueblo.

Mencionó ni vivirá en Los Pinos, porque pasará a formar parte del Bosque de Chapultepec, será un espacio para el disfrute, el arte y la cultura del pueblo de México, es espacio no lo tendrá ni en Nueva York, ni en Paris, ni en Londres.

Añadió que no vivirá en Los Pinos, porque esa casa está embrujada, ni con buenos trabajos de limpia se resuelve el problema, ahí espantan, aparece “el chupacabras”.

“Vamos a actuar de otra manera, siguiendo el ejemplo de Benito Juárez, paisano de ustedes, es un orgullo entre otras cosas por eso ser oaxaqueño, imagínense qué decía Juárez: el funcionario tiene que aprender a vivir en la justa medianía”, manifestó al agregar que se terminará las pensiones a cada uno de los ex presidentes: Carlos Salinas, Vicente Fox, Ernesto Zedillo, Felipe Calderón.

Mandó a decirle a Fox que se apure, que ayude a Anaya o Meade, que agarre la matraca y haga campaña por ellos, “porque le vamos a ganar”.

Comentó que se cancelarán los 5 mil millones de pesos para la atención médica privada de los altos funcionarios públicos, porque hasta se estiran y parecen jóvenes, pero está planchados, van a tener que ir al ISSSTE, al Seguro, Seguro Popular para que vean que se siente.

Explicó que el Seguro Popular, ni es seguro, ni popular, no hay medicinas en los centros de salud y hospitales y todo lo se ahorre del combate a la corrupción, con un gobierno austero y de evitar privilegios para los altos funcionarios públicos se utilizará para impulsar actividades productivas.

El candidato a la Presidencia de México anunció que se crearán empleos, habrá bienestar y se producirá en México todo lo que se consume y ya no se comprará en el extranjero, porque ahí están los moches, las comisiones.

“Se logrará la soberanía alimentaria”, se apoyará a los productores del campo, habrá precios de garantía a los productores del campo y le dijo a productores ganaderos de Matías Romero que tendrán apoyos para repoblar con ganado los potreros, se sembrará 100 mil hectáreas de árboles maderables y frutales, se crearán 40 mil empleos, se pagará jornal justo a hijos de campesinos.

“En los seis años que yo esté en la Presidencia, esos 40 mil campesinos tendrán trabajo asegurado”, comentó al informar que a partir del primer de diciembre habrá trato especial para los jóvenes, se hará un censo, casa por casa, para incorporar a la juventud al estudio y al trabajo.

Detalló que habrá becas mensuales para estudiantes preparatoria, para quien estudie el nivel superior habrá becas mensuales de 2 mil 400 pesos mensuales y quienes no trabajan serán contratados como aprendices en talleres, empresas, comercios y se les pagará 3 mil 600 pesos, “becarios sí, sicarios no”.

Manifestó a los maestros Oaxaqueños que en diciembre se cancela la llamada reforma educativa, porque fue un mecanismo para someter a los maestros y no es posible llevar a cabo una reforma educativa sin los maestros.

Indicó que no se seguirá con la política de privatizaciones, no se privatizará ni el agua ni el ISSSTE, se mejorarán los servicios públicos, aumentará la pensión a adultos mayores y será para todos, habrá apoyos para discapacitados pobres.

Por la tarde, López Obrador estuvo en Puerto Escondido, Oaxaca y para mañana visitará Uriangato, Puruándiro, Zacapu y Pátzcuaro, Michoacán.