Apoyamos la renegociación del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá: AMLO

  • Poco a poco habrá mejora salarial para trabajadores mexicanos de la industria automotriz
  • En dos párrafos históricos quedó a salvo la soberanía de nuestro país en materia energética
  • Los mexicanos decidiremos libremente sobre nuestros recursos naturales, especialmente el petróleo y la industria eléctrica
  • Apostamos a la certidumbre en las inversiones a mediano y largo plazo
  • El acuerdo da garantías a inversionistas y promueve equilibrios macroeconómicos
  • Reconozco el papel destacado del presidente Donald Trump y del primer ministro Justin Trudeau

León, Guanajuato.– El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dio a conocer su respaldo a los términos en que se aprobó un acuerdo trilateral entre los países de América del Norte, toda vez que da garantías a los inversionistas y promueve equilibrios macroeconómicos. Además, México podrá decidir de manera soberana sobre sus recursos naturales y será posible aumentar paulatinamente los salarios de trabajadores del sector automotriz.

En el marco de su visita al estado de Guanajuato como parte de su gira de agradecimiento, el presidente electo convocó a conferencia de prensa para detallar su postura en torno a los términos del acuerdo:

“Convoqué a esta rueda de prensa para informarles sobre nuestra postura acerca de la aprobación del tratado de libre comercio, ya con la inclusión del gobierno de Canadá. Nosotros, para decirlo de manera clara, apoyamos esta renegociación del Tratado de Libre Comercio, y apoyamos por tres razones fundamentales.”

Habrá mejora salarial para trabajadores del sector automotriz

En primer lugar, López Obrador se refirió a que los términos del tratado trilateral harán posible el aumento paulatino de los salarios de los trabajadores del sector automotriz:

“Primero, porque en nuestro carácter de observadores avalamos el que mejoren los salarios de los trabajadores de la industria automotriz. Va a ser un proceso, no va a ser de un día para otro pero está establecido en el tratado que deben mejorar los salarios de los trabajadores de la industria automotriz y de la industria de autopartes.

“Hay mucho desequilibrio entre los salarios de la industria automotriz de Canadá, Estados Unidos y México. Un obrero mexicano, un trabajador con especialidad en la industria automotriz llega a ganar hasta 10 veces menos que un trabajador en la industria automotriz en Canadá y Estados Unidos. Esta diferencia se va a ir acortando poco a poco y esto va a ayudar a los trabajadores mexicanos.”

Quedó a salvo la soberanía de México en materia energética

En segundo término, AMLO dijo que el acuerdo reconoce la soberanía de México, específicamente respecto a nuestros recursos naturales:

“Lo segundo, muy importante. Se aceptó nuestra propuesta de reducir al mínimo el capítulo de energéticos. Originalmente era un capitulo muy amplio, se hablaba, inclusive, de una comunidad energética para América del Norte. Esto, consideramos, no era conveniente para nuestro país, y ese capítulo se redujo a dos pequeños párrafos que, podría decirles, [son] dos pequeños párrafos históricos porque quedó a salvo la soberanía de nuestro país en materia energética. Es decir, los mexicanos vamos a decidir libremente sobre el uso de nuestros recursos naturales y en especial del petróleo y de la industria eléctrica.”

El tratado aporta garantías a inversionistas y promueve equilibrios macroeconómicos

En tercer y último lugar, el próximo mandatario de la nación explicó que el tratado trilateral genera certidumbre macroeconómica, lo cual beneficiará la economía mexicana en la atracción de inversiones y generación de puestos de trabajo:

“Lo tercero, apoyamos la renegociación del tratado, y esto es muy importante también, porque apostamos a la certidumbre en las inversiones de mediano y largo plazo. Al aprobarse este acuerdo general se dan garantías a inversionistas, se evitan riesgos, desconfianzas y se promueven los equilibrios macroeconómicos que permitan mayor inversión y más empleos en nuestro país. Es un acuerdo que da confianza a los inversionistas, un acuerdo de mediano y largo plazo.”

Reconozco papel destacado de Trump y Trudeau

El presidente electo dio un lugar especial a los mandatarios de Estados Unidos y Canadá en el logro del acuerdo:

“Desde luego, tengo que reconocer el papel destacado en esta negociación del presidente Enrique Peña Nieto; el papel, también destacado, visionario, tolerante, del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el papel también del primer ministro [Justin] Trudeau que, con mucho oficio, insistió en el diálogo hasta lograr que las tres partes continúen en este acuerdo general. Se habló mucho del acuerdo bilateral y al final, por los buenos oficios del primer ministro Trudeau, se logró este acuerdo trilateral.”

López Obrador agregó que, una vez realizada la labor de la máxima autoridad de los países involucrados, procede esperar el aval de sus respectivos cuerpos legislativos:

“Desde luego falta todavía la aprobación del Congreso de nuestro país y del Congreso de Estados Unidos y, en el mismo caso, de Canadá, pero por lo que a nosotros corresponde, estamos de acuerdo con la negociación que se llevó a cabo.”

Asimismo, el presidente electo aportó algunos detalles que condujeron el acuerdo a buen término:

“Hemos estado muy pendientes, no hablamos mucho sobre este asunto porque se presentaron momentos de tensión, delicados. Al final se aceptaron nuestras propuestas y debo de reconocer, insisto, que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tuvo una actitud abierta, tolerante y se logró este acuerdo que es benéfico para los tres pueblos, las tres naciones, los tres gobiernos.”

A pregunta de los medios sobre el papel específico que desempeñó el gobierno electo como mediador entre Estados Unidos y Canadá, señaló:

“Estuvimos al tanto después de la llamada del primer ministro Trudeau, hablamos por teléfono, yo insistí en que había que mantener el diálogo, no abandonar la negociación, no levantarse de la mesa y a la petición de que nosotros interviniéramos para sensibilizar al gobierno de Estados Unidos, hicimos lo propio. Marcelo Ebrard habló con funcionaros del gobierno de Estados Unidos fijando nuestra postura de que nos interesaba que el acuerdo fuera trilateral, que éramos respetuosos de la decisión que se tomara entre el gobierno de Estados Unidos y Canadá, pero que nos convenía que se llegara a un acuerdo, como originalmente se pactó.”

Igualmente, el presidente electo respondió acerca de lo que México espera en términos de inversión en el marco de la renegociación:

“Da tranquilidad el acuerdo, da confianza, está creando conexiones para que se mantengan las inversiones y para que lleguen nuevas inversiones a la industria automotriz y a otras ramas de la economía nacional. Creo que esto ayuda mucho.”

En resumen, López Obrador destacó:

“Consideramos que estos son los tres elementos más importantes: mejorar los salarios de los trabajadores de la industria automotriz; dejar a salvo el derecho soberano de México sobre el petróleo y la industria eléctrica, es decir, garantizar nuestra soberanía en materia energética y al mismo tiempo crear condiciones favorables para la inversión y el empleo, a mediano y a largo plazo.

“Si no se hubiese logrado el acuerdo habría mucha incertidumbre. No quiero pronosticar otras cosas. Pero no es lo mismo tener el acuerdo a estas alturas, que iniciar el gobierno con una negociación. Creo que ya pasamos una prueba importante. Todavía no hemos tomado posesión de la presidencia y consideramos que se contribuyó a lograr este acuerdo que permite certidumbre para la economía nacional.”

Por último, el presidente electo se refirió a la comunicación que se dio con el gobierno federal en funciones para lo relativo al acuerdo en mención:

“Hubo comunicación en las pláticas que hemos tenido, con el presidente Peña Nieto, siempre se trató el asunto del acuerdo comercial, fue un tema de la agenda y en un momento, cuando estaba a punto de concluirse el plazo para el acuerdo con el gobierno estadounidense, estaba difícil la negociación, me habló el presidente Peña por teléfono y se estableció comunicación, fue Marcelo Ebrard a Los Pinos. Al final se resolvió la diferencia, también, porque dio su aval el presidente Donald Trump. Nosotros fijamos una postura, él fue consultado y aceptó nuestra propuesta”, finalizó.